Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Pídeme lo que quieras que yo te de
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

Tema: Dame sabiduría 

Textos: 2 Crónicas 1:6-7,10-12 (RVR)

V. 6. Subió Salomón allí, delante del Señor, al altar que estaba en la tienda de reunión, y ofreció sobre el 1000 holocaustos.

V. 7. Y aquella noche apareció Dios a Salomón y le dijo: pídeme lo que quieras que yo te dé.

V.10. Dame ahora sabiduría y ciencia, para presentarme delante de este pueblo; porque ¿quién podrá gobernar a este tu pueblo tan grande?

V. 11-12. Y dijo Dios a Salomón: Por cuanto hubo esto en tu corazón, y no pediste riquezas, bienes o gloria, ni la vida de los que te quieren mal, ni pediste muchos días, sino que has pedido sabiduría y ciencia para gobernar a mi pueblo, sobre el cual te he puesto como rey, sabiduría y ciencia te son dadas, y también te daré riquezas, bienes y gloria, como nunca tuvieron los reyes que han sido antes de ti, ni tendrán los que vengan después de ti.

 

Introducción:

Existe un programa de televisión llamado: are you smarter than a fifth grader? ¿Eres más sabio que uno de 5to grado? La realidad es que no están probando si es más sabio, sino, si tiene más conocimiento. Y hasta hoy, no han encontrado a ninguno. Lastimosamente en nuestros días es casi difícil encontrar dentro del pueblo de Dios a gente con suficiente conocimiento bíblico, en muchos de los casos encontramos a gente con conocimiento de la palabra de Dios a un nivel elemental. Necesitamos hacer discípulos. 

La investigación, te da información, la información, te da conocimiento, el conocimiento te da sabiduría o debería darte sabiduría.

La sabiduría es la capacidad de poner en práctica los conocimientos obtenidos a través de:

Aptitud o sagacidad para los negocios.

Habilidad en asuntos seculares

Discernimiento para aconsejar

Prudencia para gobernar

La ciencia es un don dado por Dios para ver mas allá de lo natural.

 

I. La sabiduría es la llave maestra para desatar todos los tesoros contenidos en las promesas de Dios.

 

A. El temor del Señor es el principio de la sabiduría. Prov. 1.7a

Sal.111.10; Prov. 9.10; 15.33.

Salomón ofreció 1000 holocaustos en  reverencia, amor con toda su alma a Dios. Dios quedó satisfecho. Deut. 6.5; y Jesús lo confirmó en Mateo 22.37.

 

B. Pide lo que quieras que yo te dé. 2 Crónicas 1.7

Salomón sabía que no podía ofrecer holocaustos por El pueblo de Dios, ya que cada uno es responsable por ofrecer sus propios sacrificios. Anteriormente dije que la sabiduría es la capacidad de poner en práctica los conocimientos obtenidos, nadie puede poner en práctica algo que no sabe. Dios le dijo: pídeme lo que quieras que yo te dé. ¿Qué pasaría por la mente de Salomón? Dólares, oro, plata, joyas, riqueza, poder. Las palabras de Dios no tenían límite. La actitud de Salomón fue correcta. Pidió sabiduría y ciencia.

 

C. La razón de esta petición.

Para poder ayudar a la gente. Su decisión no fue egoísta, supo tocar el corazón de Dios. Lev. 19.18; Mat. 22.39-40; y El Espíritu Santo dijo por Pablo: Gal.5.14

 

II. Dios le dio lo que pidió y lo que no pidió.

La sabiduría es la llave maestra para desatar todos los tesoros del reino.

El rey se convirtió en el hombre más sabio y rico del planeta. Su conocimiento fue necesario para construir el templo basado en los planos de su padre y para formar una economía grandiosa en la nación, tanto que su reinado es conocido como la época de oro de la nación. El oro era tan común como las piedras del campo.

 

B. La sabiduría tiene mayor valor que las piedras preciosas. Prov. 3.1

"Más preciosa es que las piedras preciosas; y todo lo que puedes desear no se puede comparar a ella"

La sabiduría es mejor que el poder militar. Eclesiastés 9.16-18

 

C. ¿Para qué sirve la sabiduría de Dios?

La sabiduría divina te dice que tu eres un hijo de Dios, que tu esposa es una hija de Dios, tus hijo son hijos de Dios, tu matrimonio es sagrado, tu ministerio es sagrado y por lo tanto debes tenerlos en gran estima.

 

III. La sabiduría de Dios está disponible para todos. Stg. 1.5

Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y le será dada.

Prov. 2.10-15 (La sabiduría te libra de todos estos males)

Prov. 9.10-12 (La sabiduría hace que vivas muchos años.

 

A. La sabiduría de Dios tiene que ver con las prioridades del reino. Mt. 6.33

Buscad primero el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.

Esto fue lo que hizo Salomón, busco el reino de Dios y su justicia. Ofreció sacrificios, busco la justicia pidiendo sabiduría para ayudar a su gente. La justicia de Dios tiene que ver con el amor al prójimo. No podemos hacer nada bueno para la gente si no nos amamos a nosotros mismos.

Lucas 18.29-30; Marcos 10.29-30

No que vallamos a ser ricos y famosos como Salomón, sino que la sabiduría que Dios nos da, nos permitirá vivir una vida llena de satisfacciones.

Buscar el reino de Dios y su justicia es ver tu matrimonio bajo la protección divina, tus hijos, tu esposa, tu casa, tu dinero, tus propiedades.

 

A. Una porción de las naciones y los confines de la tierra te pertenecen.

Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y por posesión tuya los confines de la tierra. Salmo 2.8

La idea es que Dios desea que vengas pidiendo. Pide, pide, pide. A Dios le encanta de dar, cuando le pides algo para bendecir a los demás, Dios te da de todo.

Eclesiastés 2.26 dice: El hombre que agrada a Dios, recibe sabiduría, ciencia y gozo.

 

B. La sabiduría de Dios tiene que ver con una mente renovada. Romanos 12.2

Y no os adaptareis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cual es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.

Si nuestra mente no es transformada por el Espíritu Santo, no podremos percibir cual es la voluntad de Dios. Yo te digo en este día, que su voluntad es bendecirte en todas las áreas de tu vida. Salud, finanzas, familia, matrimonio, hijos y ministerio.

C. Necesitamos ser aprobados por Dios

Nuestra vida y decisiones deben ser en base a la palabra de Dios o no seremos aprobados.

 

Conclusión:

Salomón pidió sabiduría con propósitos definidos. Un hombre y una mujer con mente renovada por la palabra de Dios saben tomar buenas decisiones. Pone el reino de Dios y su justicia primero y recibe grandes bendiciones.

Ahora, no todos pueden tener una mente renovada, sino aquellas personas que han entregado su vida al Señor. Hoy es su día para usted que reciba a Jesús como su Señor y Salvador personal y Dios le bendecirá.


Bendiciones.

Hno. Fredy Monterroza 

Volver a estudios