Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

El Santo
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

 

Pero tú eres santo. ¡Tú, que habitas entre las alabanzas de Israel!

Nuestros padres esperaron en ti: Esperaron, y tú los libraste.

Clamaron a ti y fueron librados; confiaron en ti y no fueron defraudados. (Salmo 22.3-5)

 

El comienzo de la sabiduría es el temor de Jehová, y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.

Porque por mí se aumentarán tus días, y años de vida te serán añadidos.

Si eres sabio, para ti lo serás; pero si eres burlador, sufrirás tú solo. (Prov. 9.10-12)

 

Dice nuestro Redentor, cuyo nombre es Jehová de los Ejércitos, el Santo de

Israel. (Isaías 47.4)

 

Estaba en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu de demonio inmundo, y él exclamó a gran voz: ¡Ah! ¿Qué tienes con nosotros, Jesús de Nazaret? ¿Has venido para destruirnos? Yo sé quién eres: ¡el Santo de Dios! Jesús le reprendió, diciendo: ¡Cállate y sal de él! Entonces el demonio salió de él, derribándole allí en medio de todos, pero sin hacerle ningún daño. Todos quedaron asombrados y hablaban entre sí diciendo: ¿Qué palabra es ésta, que con autoridad y poder manda a los espíritus inmundos, y salen? (Lucas 4.33-36)

 

Lea estos pasajes relacionados:

SALMO 16: ISAÍAS 40:25-31; 54:5; HECHOS 2:22-39

Volver a la Biblia al Minuto