Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

El Rapto
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanzas. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo  con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras. 1 Tes. 4:13-18

 

Hoy día muchos que ignoran el proceso de la segunda venida: El Rapto y la Revelación; estos dos acontecimientos están separados por un periodo de siete años. Es importante saber que lo próximo que ocurrirá es el magno acontecimiento del "Rapto" esto de acuerdo a las Escrituras es lo próximo que acontecerá en el calendario de Dios.

En la introducción textual que hemos leído vemos en el versículo 14 algo que puede hacer que los no convertidos vean una esperanza para ellos en el momento del arrebatamiento. Este versículo no habla de toda la gente sino de aquellos convertidos; aquellos que entregaron sus vidas al Señor y que murieron siendo cristianos o sea con Cristo en su corazón. Este versículo 14 y el 16 puede crear un poco de confusión ya que el 14 habla de personas que duermen y el 16 de personas que han muerto, no te preocupes no hay confusión mucho menos contradicción. La Palabra de Dios no se contradice. "Los que durmieron con él" se refiere a los muertos en Cristo que en realidad no mueren si no que están en el reino de nuestro Dios. Muchas veces somos nosotros como seres humanos los que no queremos entender el mensaje de Dios y es que actúan el finito y limitado intelecto nuestro que no nos permite entender la mente infinita e ilimitada de un Dios omnisciente. Pero si nos dejamos guiar por su Espíritu Santo entonces desaparece toda duda. Cuando un creyente muere, su espíritu y su alma van a la presencia de Dios, pero su cuerpo va a la tumba.

 

Veamos 1 Corintios 5:8 "Pero confiamos, y mas quisiéramos estar ausentes del cuerpo y presentes al Señor.

¡Gloria a Dios que estar ausentes del cuerpo es estar presentes con el Señor! Aleluya!

Esta alma ausente del cuerpo esta con Cristo hasta el gran día cuando el cuerpo, alma y espíritu sean reunidos en la venida de Jesucristo.

Entonces; Cristo trae a los muertos (alma y espíritu) con él. v.14 - para venir después de la muerte (del cuerpo), en el versículo 16. Cuando ocurra la primera resurrección de los muertos. Será la resurrección del cuerpo "solo del cuerpo" que saldrá de la tumba para reunirse con el alma y el espíritu que han sido traídos desde el cielo al cuerpo.

 

El otro punto de suma importancia es el siguiente: ¿Si el Señor viene para recibir los cuerpos de los muertos en Cristo? Si así fuera la cosa mas sabio sería suicidarnos al sonar de la trompeta. ¡Gloria a Dios, que este no es el caso! Porque la Biblia dice: "los muertos en Cristo resucitaran primero y luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado; seremos arrebatados juntamente con ellos "los muertos" en las nubes, para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Así vemos que el Rapto es una resurrección corporal para los muertos y los vivos que están en Cristo, o que han nacido de nuevo.

Todo esto ocurrirá en un abrir y cerrar de ojos: He aquí os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta, porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. 1 Co. 15:51-53.

Científicamente se ha comprobado que un abrir y cerrar de ojos toma aproximadamente once centésimas de un segundo. En ese lapso de tiempo somos llevados a la inmortalidad y transformados para ser como Jesús.

1 Juan 3:2 dice: Amados, ahora somos hijos de Dios, y aun no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.

Fil. 3:20-21 Leemos: Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede sujetar así mismo todas las cosas.

Estos versículos hablan claramente de nuestra ciudadanía celestial.

Seguramente algunos no crean en el Rapto porque esa palabra  "Rapto" no se encuentre en la Biblia. La palabra Biblia tampoco se encuentra en la Biblia, pero eso no descarta su existencia, no la anula. Los términos se combinan para describir las experiencias que presentan, y la palabra rapto viene del "latin= rapio" que quiere decir  "arrebatamiento". Vemos entonces por medio de la lectura que leímos que la Biblia verdaderamente nos habla de un arrebatamiento. Ya que rapio traducido del latín al español significa "arrebatamiento". Solo un necio, "ateo" rechazaría un término tan claro para describir esta fase relacionada con la segunda venida del Señor Jesucristo.

 

LA REVELACIÓN

 

La segunda venida de nuestro Señor tendrá lugar siete años después del Rapto y es la fase descrita como "LA REVELACIÓN". El término revelación es una palabra acuñada para ilustrar la verdad que nos describe. Revelación = Revelador.

Sabemos que cuando Cristo regrese a la tierra se revelará así mismo a todos los habitantes de la tierra. Por lo que, con toda certeza; podemos llamar a este acontecimiento "la revelación de Cristo.

 

Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo, y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando con migo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de éstas. Apocalipsis 4:1

Como podemos ver este versículo, habla de la primera fase del regreso de Cristo, mientras que Apocalipsis 19:11 narra la segunda fase de su venida. Fijemos estos dos capítulos con firmeza en nuestra mente y la profecía llegará a ser una bendición en nuestra vida.

La frase "sube acá" de Apocalipsis 4:1 es el Rapto: la reunión en el aire. La aparición del jinete del caballo blanco y sus ejércitos de Apocalipsis 19:11 es la revelación de Cristo.

El capitulo 4 libra al creyente de los juicios descritos en los capítulos 6 al 18; el capitulo 19 lo reinstala en su morada terrestre una vez que los juicios finalicen. El capitulo 4 describiendo el Rapto que ocurre antes de los 7 años de tribulación descritos en los capítulos 6 al 18; el capitulo 19 describe el regreso del rey y su pueblo, después que las horrendas catástrofes de los capítulos 6 al 18 hayan sucedido. Sabemos que esto es cierto porque el libro de Apocalipsis se escribió cronológicamente, con la hora de la tribulación ocurriendo en los capítulos 6 al 18. La iglesia es sacada en el capitulo 4, y la tribulación sigue en los capítulos 6 al 18. Luego, los santos regresan a la conclusión de la ora de la tribulación en el capitulo 19.

Además, Apocalipsis 3:10 dice: "Por cuanto has guardado la Palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de [no a través (preservación) sino de (el griego- ek- fuera de)] la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra".

Esta será la hora más terrible del mundo. En comparación, todas las guerras serán como un paseo campestre en domingo.

Jeremías 30:7 dice: "¡Ah, cuan grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a el"

Daniel 12:1 dice: "Será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces".

Joel 2:1-2 dice: "Tiemblen todos los moradores de la tierra, porque viene el día de Jehová, porque está cercano. Días de tinieblas y de oscuridad, días de nube y de sombras y (...) semejantes a el no lo hubo jamás (...) ni lo habrá".

Mateo 24:21 Jesús dijo: "Porque habrá entonces gran tribulación, cual no lo ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá".

Cuando esto ocurra, fuego ardiente cubrirá el globo:

  • "Jehová vendrá con fuego" (Isaías 66:15).
  • "Y no se apagará la llama del fuego" (Ezequiel 20:47).
  • "Tras de él abrazará llama" 9Joel 2:3).
  • "Toda la tierra será consumida con el fuego de su celo" (Sofonías 1:18).
  • "La carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas sus ojos y la lengua se les deshará en su boca" (Zacarías 14:12).
  • "La tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde" (Apocalipsis 8:7).
  • "Por estas tres plagas fue muerta la tercera parte de los hombres; por el fuego, el humo y el azufre" (Apocalipsis 9:18).

El fuego de la hora de la tribulación está apenas delante de la raza humana. Los salvados serán sacados antes que comiencen. En Apocalipsis 4:1 se dice que serán "tomados" y vivirán el juicio del trono de Cristo antes que el capitulo termine. En efecto, en los versículo 10 y 11 los encontramos poniendo sus coronas (que son sus recompensas) a los pies de Cristo. Y recuerde, nadie es recompensado antes que ocurra la resurrección de los justos. Lucas 14:14. Esta es prueba de que los salvados están seguros cuando según el capitulo 6 comiencen los juicios. Entonces, cuando la guarra relámpago termine en el capitulo 18, los salvados regresaran con Cristo, cuando él aparezca a todos los habitantes de la tierra y llegue ha ser su Rey.

Apocalipsis 9:11-16 nos da un vistazo a tales acontecimientos. Por favor leer estos versículos.

Esto es el revelador de Cristo a las naciones. Al producirse su revelación, todo ojo verá su gloria. "He aquí; que viene con las nubes y todo ojo le verá" Apocalipsis 1:7.

Los ejércitos que lo siguen desde el cielo a la tierra son los santos que fueron sacados de la tierra según Apocalipsis 4:1. Fueron sacados antes que comenzara el gran holocausto. Ellos son las mismas multitudes mencionadas en Judas versículo 14: "He aquí, vino el Señor con santas decenas de millares". Los hebreos y los griegos no tenían un término para describir millones, billones, trillones, o cuatrillones. Por eso, decían simplemente "millares". Así, la innumerable compañía de santos que siguen al Señor a la tierra son los redimidos. 

Dios te bendiga.

Hno. Fredy Monterroza.

Volver