Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Lección 7
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

LA LEY DEL PUEBLO DE ISRAEL

 

Distintas acepciones del término “ley”.

 

1- La ley eterna “No es otra cosa que Dios mismo...”  Norma para la conducta del hombre.

 

2- La ley natural “participación de la ley eterna en una criatura nacional.”

 

a) El concepto pagano:

           

Aristóteles: “Es natural la regla de justicia que tiene la misma validez en todas partes, y que no depende de nuestra aceptación a la misma”

           

Cicerón (concepto estoico): La ley verdadera es la razón justa en concordancia con la naturaleza... es de aplicación universal, es inmutable y eterna...; quien la desobedece, esta huyendo de si mismo y esta negando su naturaleza humana”

           

Lo anterior demuestra que existen personas de conducta independiente del tiempo, del lugar y de la opinión, grabadas en el corazón humano.

 

b) El concepto de la Sagrada Escritura:

           

Se trata de un conocimiento del bien o del mal.  No se trata de una ley descriptiva sino normativa.  El hombre sabe a conciencia lo que es bien aunque no lo haga.

 

c) La ley científica:

           

La observación científica formuló leyes naturales.

 

d) La ley positiva:

           

Leyes humanas emitidas por las autoridades legitimas para preservar el bien común.  La relación de esta ley con la divina la encontramos en

 

Ro. 13.1-6: 1Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. 3Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; 4porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. 5Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia. 6Pues por esto pagáis también los tributos, porque son servidores de Dios que atienden continuamente a esto mismo.

 

            Si la ley humana contraría la divina los creyentes debemos transgredirla

 

Hech. 4.19: Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios.

 

e) La ley divina:

 

            Tomás de Aquino: “Es aquella revelación de la ley eterna que esta contenida en las Sagradas Escrituras.”

           

Tora, heb. “ley”: La dirección atributiva dada en nombre de Jehová sobre puntos del deber moral, religioso y ceremonial”

           

En el Antiguo Testamento son los pronunciamientos de sacerdotes, jueces y profetas

 

Sal. 78.1: Escucha, pueblo mío, mi ley; inclinad vuestro oído a las palabras de mi boca.

 

            En el nombre de Jehová, se refiere especialmente a la ley mosaica

 

1 Cr. 16.40: Para que sacrificasen continuamente, a mañana y tarde, holocaustos a Jehová en el altar del holocausto, conforme a todo lo que está escrito en la ley de Jehová, que él prescribió a Israel.

 

DIFERENCIA ENTRE LA TORAH Y LA LEY POSITIVA

 

TORAH:                                                          LEY PASITIVA:

Abarca toda la vida humana.                Toca aspectos sociales de la 

                                                              conducta.

No tiene estatutos, sino que                 Son estatutos.

Jehová hablando por sus profetas.

No pueden reformar (Mt. 5:17-18)        Si admiten reformas.

No admite recurso de apelación          Cabe recurso de apelación.

contra ella, por reflejar la naturalza

de Dios.

 

FUNCIONES DE LA TORAH

 

1. Era una manera de vivir para un pueblo escogido y rescatado.

2. Estaba destinada a refrenar el pecado

 

1 Tm. 1.9: Conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas.

 

3. Revela y excita el corazón pecaminoso

 

Ro. 5.20: Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia.

Ro. 7.7: ¿Qué diremos, pues? ¿La ley es pecado? En ninguna manera. Pero yo no conocí el pecado sino por la ley; porque tampoco conociera la codicia, si la ley no dijera: No codiciarás.

1 Cor. 15.56: Ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley.

 

4. Demuestra la naturaleza pecaminosa del pecado.  Por ella el hombre sabe lo que es pecado.

 

Ro. 4.15: Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión.

Ro. 7.13: ¿Luego lo que es bueno, vino a ser muerte para mí? En ninguna manera; sino que el pecado, para mostrarse pecado, produjo en mí la muerte por medio de lo que es bueno, a fin de que por el mandamiento el pecado llegase a ser sobremanera pecaminoso.

 

5. Convence al individuo de pecado “Por medio de la ley es el conocimiento del pecado”

 

Ro. 3.20: Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.

Stg: 1. 23: Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.

2 Cr. 34.18-21: 18Además de esto, declaró el escriba Safán al rey, diciendo: El sacerdote Hilcías me dio un libro. Y leyó Safán en él delante del rey. 19Luego que el rey oyó las palabras de la ley, rasgó sus vestidos; 20y mandó a Hilcías y a Ahicam hijo de Safán, y a Abdón hijo de Micaía, y a Safán escriba, y a Asaías siervo del rey, diciendo: 21Andad, consultad a Jehová por mí y por el remanente de Israel y de Judá acerca de las palabras del libro que se ha hallado; porque grande es la ira de Jehová que ha caído sobre nosotros, por cuanto nuestros padres no guardaron la palabra de Jehová, para hacer conforme a todo lo que está escrito en este libro.

 

6. Es una preparación para Cristo

 

Gá. 3.24: De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe.

 

            Es un “paidagogos” (el siervo que llega a los niños a la escuela):

 

Gá. 2.19: Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios.

Gá 3.25: Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo.

Gá. 4.5: Para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

Gá. 5.18: Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.

Heb. 7-10: Porque aún estaba en los lomos de su padre cuando Melquisedec le salió al encuentro.

Mt. 5.17: No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.

Ro. 10.4: Porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree.

Ro. 6.14: Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

Ro. 7.4: Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.

1 Co. 9.21: A los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley. 

 

7. Revela la naturaleza de Dios, su santidad y su amor hacia su pueblo

 

Ex. 20.5-6: 5No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, 6y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

 

DECÁLOGO

 

            Lo que distingue al decálogo de otros códigos morales. Deca = “diez”, logos = “palabra”

 

Ex. 20.17: No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

Dt. 5.6-21: Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 7No tendrás dioses ajenos delante de mí. 8No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 9No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, 10y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos. 11No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque Jehová no dará por inocente al que tome su nombre en vano. 12Guardarás el día de reposo para santificarlo, como Jehová tu Dios te ha mandado. 13Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; 14mas el séptimo día es reposo a Jehová tu Dios; ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que descanse tu siervo y tu sierva como tú. 15Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo. 16Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da. 17No matarás. 18No cometerás adulterio. 19No hurtarás. 20No dirás falso testimonio contra tu prójimo. 21No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

 

Son diez mandamientos divididos en dos tablas, cuyo contenido es:

 

1-3: La relación con Dios.

 

4-5: Deber del hombre para con Dios: Desde la adoración hasta la acción.

 

6-10: Propósito social.

 

Hammurabi:  Ley civil y criminal, defensa de la propiedad privada.

 

I- Dios debe ser honrado en su persona.

               No tener dioses ajenos fundamento de la Teología y de la ética hebreo-cristiana

 

Lv. 11.44: Porque yo soy Jehová vuestro Dios; vosotros por tanto os santificaréis, y seréis santos, porque yo soy santo; así que no contaminéis vuestras personas con ningún animal que se arrastre sobre la tierra.

 

 

1 P. 1.15-19: 15sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 16porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo. 17Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación; 18sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.

 

II- Dios debe ser honrado en su culto.  No debía ser como el de Egipto y Canaán

 

Mt. 6.24: Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

 Col. 3.5: Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría.

 

III-  Dios debe ser honrado en su nombre.

 

            Robo:

 

Sal. 30.9: ¿Qué provecho hay en mi muerte cuando descienda a la sepultura? ¿Te alabará el polvo? ¿Anunciará tu verdad?

 

            Inmoralidad:

 

Am. 2.7: Pisotean en el polvo de la tierra las cabezas de los desvalidos, y tuercen el camino de los humildes; y el hijo y su padre se llegan a la misma joven, profanando mi santo nombre.

 

            Hipocresía.

 

IV- Dios debe de ser honrado en su día.

 

Religioso: Reposo divino

 

Dt. 5.15: Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo.

 

            Social: Hacer bien al prójimo y libertar al esclavo

 

Dt. 15.12-15: 12Si se vendiere a ti tu hermano hebreo o hebrea, y te hubiere servido seis años, al séptimo le despedirás libre. 13Y cuando lo despidieres libre, no le enviarás con las manos vacías. 14Le abastecerás liberalmente de tus ovejas, de tu era y de tu lagar; le darás de aquello en que Jehová te hubiere bendecido. 15Y te acordarás de que fuiste siervo en la tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te rescató; por tanto yo te mando esto hoy.

Dt. 16.12: Y acuérdate de que fuiste siervo en Egipto; por tanto, guardarás y cumplirás estos estatutos.

Mt. 12.32: A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.

 

            Personal: Recreación y descanso.

 

V- Estaban en la tabla 2 por tener relevancia social:  Respeto a los padres y a los mayores.

 

            La 2a. tabla: Relación del hombre con su prójimo:

 

VI- El prójimo debe de ser respetado en su vida

 

Gn. 9.6: El que derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque a imagen de Dios es hecho el hombre.

 

            El homicidio es uno de los pecados, tanto en A.T. como en el Nuevo

 

1 Jn. 3.15: Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él.

 

No comprende la pena jurídica de muerte

 

Dt. 7.2: Y Jehová tu Dios las haya entregado delante de ti, y las hayas derrotado, las destruirás del todo; no harás con ellas alianza, ni tendrás de ellas misericordia.

Dt. 20.13-18: 13Luego que Jehová tu Dios la entregue en tu mano, herirás a todo varón suyo a filo de espada. 14Solamente las mujeres y los niños, y los animales, y todo lo que haya en la ciudad, todo su botín tomarás para ti; y comerás del botín de tus enemigos, los cuales Jehová tu Dios te entregó. 15Así harás a todas las ciudades que estén muy lejos de ti, que no sean de las ciudades de estas naciones. 16Pero de las ciudades de estos pueblos que Jehová tu Dios te da por heredad, ninguna persona dejarás con vida, 17sino que los destruirás completamente: al heteo, al amorreo, al cananeo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo, como Jehová tu Dios te ha mandado; 18para que no os enseñen a hacer según todas sus abominaciones que ellos han hecho para sus dioses, y pequéis contra Jehová vuestro Dios.

 

VII- En su mujer: Alto concepto del matrimonio

 

Lv. 20.10: Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos.): Pena de muerte a quien cometa adulterio.

 

VIII- En sus bienes: Derecho a la posesión de bienes legítimamente adquiridos.

 

IX- En su reputación: No falso testimonio.

 

X- Desde dentro de su corazón, además por medio de acciones externas:  La codicia es la raíz de otros pecados:  El robo, el adulterio, el deseo insano (Mt. 5.22-28).

 

EVALUACIÓN DEL DECÁLOGO

 

1. PUNTOS FUERTES:

 

a) Base de la conducta ética de la religión (Superado en el Nuevo Testamento por el amor).

 

b) Breve y comprensivo.

 

·   Cabe recurso de apelación

 

2. Limitaciones:

 

a) Es negativo, excepto IV y V.  H Henry: “Están dirigidos al hombre en estado de desobediencia.”

 

b) Aplicación externa, excepto X, ataca directamente a los frutos del pecado (el Sermón del Monte a las raíces del pecado).

 

c) Es limitado en su alcance: no dice nada de las responsabilidades del hombre para con la autoridad política.

 

d) Carece de temática, para su cumplimiento es débil

 

Ro. 8.3: Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne.

 

Bendiciones.

Hno. Fredy Monterroza.

 

Volver a Etica Cristiana