Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Deseo, Riqueza y Sabiduría
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

Deseo, Riqueza y  Sabiduría

 

Proverbios 13:1  El hijo sabio acepta la disciplina de su padre, pero el burlador no escucha la corrección.

 

Introducción.

 

El v. 1 es una invitación  implícitamente a los oyentes a atender a la sabiduría de este capítulo. Al proseguir a través de este capítulo, podemos ver que la justicia y la impiedad disminuyen en prominencia, usted puede observar en este capítulo que la intervención de Dios casi desaparece, aunque llega a ser crecientemente prominente en los caps. Que siguen. El enfoque aquí es sobre la sabiduría misma (leer los versículos 13-20).

2 Del fruto de su boca el hombre comerá el bien, pero el alma de los traicioneros hallará el mal.

3 El que guarda su boca guarda su vida, pero al que mucho abre sus labios le vendrá ruina.

4 El alma del perezoso desea y nada alcanza, pero el alma de los diligentes será prosperada.

5 El justo aborrece la palabra de mentira, pero el impío se hace odioso y trae deshonra.

6 La justicia guarda al íntegro de camino, pero la impiedad arruina al pecador.

7 Hay quienes pretenden ser ricos, pero no tienen nada; y hay quienes pretenden ser pobres, pero tienen muchas riquezas.

8 Las riquezas del hombre pueden ser el rescate de su vida, pero el pobre ni oye las amenazas.

9 La luz de los justos brilla con alegría, pero la lámpara de los impíos se apagará.

10 Ciertamente la soberbia producirá contienda, pero con los que admiten consejo está la sabiduría.

11 Las riquezas apresuradas disminuirán, pero el que junta poco a poco irá en aumento.

12 La esperanza que se demora es tormento del corazón, pero el deseo cumplido es árbol de vida.

 

18 Pobreza y vergüenza tendrá el que desprecia la disciplina, pero el que acepta la reprensión logrará honra.

19 El deseo cumplido endulza al alma, pero el apartarse del mal es abominación a los necios.

20 El que anda con los sabios se hará sabio, pero el que se junta con los necios sufrirá daño.

21 El mal perseguirá a los pecadores, pero el bien recompensará a los justos.

22 El bueno dejará herencia a los hijos de sus hijos, pero lo que posee el pecador está guardado para los justos.

23 En el campo arado de los pobres hay abundancia de comida, pero es arrasada cuando no hay derecho.

24 El que detiene el castigo aborrece a su hijo, pero el que lo ama se esmera en corregirlo.

25 El justo come hasta saciar su alma, pero el estómago de los impíos sufrirá necesidad.

 

Detrás de las preguntas sobre la riqueza se encuentran algunos misterios acerca de la personalidad humana que significan que no siempre se puede confiar en las apariencias y que la realización o la frustración del deseo pueden tener efectos profundos sobre la persona.

También hay misterios relacionados con la búsqueda de la riqueza misma.

En realidad un logro ambiguo; resuelve problemas y a la vez trae problemas que el pobre no encuentra.

Los dichos indican maneras en que los deseos pueden ser satisfechos o frustrados. Una clave es si la persona usa sus palabras de una manera prudente y es capaz de mantener su boca cerrada, otra es si uno usa su propia energía. Los versículos 5, 6, 9, 21, 22 y 25 recuerdan a los oyentes en términos generales qué consideraciones morales subyacen estos valores, y el v. 11 hace más concreto el asunto. El v. 23 reconoce que las leyes que teóricamente lo gobiernan no siempre resultan; también contienen un desafío implícito a ver que a la injusticia no se le permita burlar estas leyes.

El mal es para ellos mismos, irónicamente en Proverbios 1:18. La palabra vida significa el yo o la persona (ver v. 8), pero también apetito, “hallará” incluye la idea de “desear desesperadamente”), (desea), 19 (deseo), 25 (su alma lleva la idea de “apetito”). 9 Una persona es comparada con una casa, donde la presencia de una luz sugiere la presencia de vida. Job 18:5, 6). 10 Soberbia es usada en el sentido de habla arrogante, que rehúsa la enseñanza (Proverbios 21:23, 24).

13:13-20 Sabiduría. En medio de estos dichos que tienen como tema común la búsqueda de la riqueza, los versículos 13-20 nos recuerdan que la sabiduría también subyace esta búsqueda (leer versículos  10 y 24 y específicamente el v. 18). La disposición de recibir consejo y corrección, y la sumisión a la sabiduría aprendida en la compañía de los sabios constituyen la clave de la conducta prudente, el provecho, la realización, el favor, el honor y la vida, y viceversa.

Un recordatorio a elegir su mensajero cuidadosamente: uno fiel trae sanidad a las situaciones; uno malo las empeora. El mal es más probablemente “aflicción” o “infortunio” (la misma palabra en los versículos 20, 21).

La idea es que ellos no se volverán del camino que lleva a la aflicción al camino que conduce a la realización.

Algo maravilloso es que la palabra de Señor siempre indica prosperidad y bendición en prácticamente todas las áreas de nuestra vida, cuando estamos en su voluntad. También muchas veces podemos pasar tribulaciones, pero eso no indica que no estemos en la voluntad de nuestro Dios como en el caso del siervo Job. Cuando las riquezas son consideradas dentro marco divino, el resultado siempre va a ser favorable. Los textos que hemos traído para meditar se explican correctamente. En otras palabras el futuro de cada persona depende de sus decisiones. Lo que se desea ser en el futuro depende de las decisiones que se tomen hoy.

 

Bendiciones.

Hno. Fredy Monterroza.

 

Volver