Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Una decisión importante
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

 

Y sacándoles, les dijo: Señores, ¿Qué debo hacer para ser salvo? (Hechos 16:30)

 

Introducción:

 

Dios se vale medios extraños  para despertar las conciencias. A veces basta una palabra, un incidente, una enfermedad, un fracaso. Algunas veces ha tenido que emplear el terremoto y el rayo. En esta ocasión Dios podía haber librado a sus siervos sin necesidad de aquel terremoto, pero era necesario para la conversión de aquel pecador, el carcelero.

 

I. Indica una conciencia despierta

a). Se da cuenta de su pecado.

b). Comprende que está perdido; siente temor.

C. ¡Cuánto temerían los pecadores si se dieran cuenta de lo que significa la condenación!

 

II. La  mejor decisión que puede hacerse

a). Quizá había oído hablar a Pablo.

b). Vio la paciencia de los apóstoles en el sufrimiento.

C. Oyó sus cantos y oraciones (¿orarían por él?).

d). Fue testigo de la intervención divina en su favor.

 

III. El resultado de una buena decisión es: Arrepentirse.

a). Se hacen preguntas acerca de cómo remediar los males.

b). Cómo escapar de peligros o pérdidas temporales.

c). Pero muchos no quieren mostrar su ansiedad por su alma. Marcos 8:36.

 

VI. Es una cuestión personal

a). El pecado es personal. “Cada cual llevará su propia carga.”

b). La responsabilidad es personal. “¿Dónde estás tú?”

c). No podemos evadirla, ni echarla sobre otro.

La salvación es personal. Nadie es salvo por fe ajena. El enfermo tiene que tomar su medicina. La fe ha de ser personal.

 

V. Es pregunta que no tiene más que una respuesta verdadera: La que da Cristo.

a). Las respuestas humanas han sido muchas: buenas obras, sacramentos, ceremonias.

b). Las religiones humanas son todas malas, porque a esta cuestión dan respuesta falsa.

c). La de Cristo: “Cree en Mí”. Acéptame por Salvador.

La misma respuesta para todos; y para todos los tiempos.

 

VI. Si es sincera llevará una acción inmediata

a). No la hizo el joven príncipe.

b). Muchos preguntan sólo para contradecir.

c). Los que visitaron a Pablo en Roma (Hechos 28:22-26). (Hechos 13:45).

 

VI. Es una cuestión que nadie debe aplazar

a). ¿Eres salvo? Sólo dos respuestas posibles: Estás a salvo o estás perdido.

b). El carcelero dijo: Señores que debo hacer para ser salvo.

C. La respuesta que recibió fue: cree en el Señor Jesucristo y serás salvo.

 

Conclusión:

Jesús es la respuesta a la confusión en la que se encuentra la humanidad, muchos quieren vivir como mejor les parece sin pensar que la consecuencia les traerá dolor, sufrimiento. Jesús es la respuesta, acéptalo como tu Señor y salvador.

 

Bendiciones.

Hno. Fredy Monterroza.

 

Volver a estudios