Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Guerra Espiritual 1
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

Introducción:

 

La intercesión es algo que cada cristiano debe entender para vivir una vida victoriosa, y también para que el ministerio sea fructífero y dirigido por el poder del Espíritu Santo. Con frecuencia usamos la palabra <<intercesión>> como sinónimo de <<oración>>. En una conversación común es aceptable pero no cuando la usamos en una forma técnica. La intercesión es venir a Dios a fin de conversar, luego hacer la petición. Josué vio la poderosa mano de Dios a través de su vida y su ministerio, conocía la voluntad de Dios y la estrategia en la batalla; por ello, ciudades poderosas cayeron delante él y su ejército. ¿Cómo es que Josué tuvo tanto éxito? La respuesta es sencilla. Él había aprendido a orar, cuando Moisés oraba en el monte, Josué se pasaba la noche al pie del mismo monte en oración. Es por eso que cuando le llegó el Momento a Moisés de partir con el Señor. Dios tenía un líder que conocía el valor de la oración. Nosotros conocemos la historia de David, el profeta Elías y otros que pasaban horas en oración. Pero nadie ha manifestado el poder de Dios como Jesucristo, su hijo. Él dedicó periodos largos en oración en la presencia del Padre, Jesús no hacia nada sin antes que se lo fuera revelado. Ese fue el origen de su poder.

Se cuenta la historia de Charles Finney cuando pasaba por un pequeño pueblo en tren. El Espíritu Santo descendió sobre los pecadores. Los hombres que se encontraban en los bares cayeron de rodillas convencidos de pecado y pidieron a Jesucristo que los salvara. Esto sucedió en Houston, New York. Ese poder radicaba en las largas oras que pasaba en oración. Hay tantos otros siervos que Dios ha usado poderosamente y el caso ha sido el mismo “el poder de la oración de intercesión”.

Intercesión: Se deriva del latín “inter” que significa <<entre>> y “cedere” significa <<salir>>. La intercesión implica entremeterse o ponerse en la brecha.

 

EZEQUIEL 22:30: 

 

Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé.

           

Los tiempos en la época del pueblo de Israel eran tan malos que Satanás había desviado a los príncipes y sacerdotes de los principios establecidos por Dios. En  el versículo que hemos leído se refiere a las ruinas físicas y espirituales de Jerusalén, el pecado abre brechas en los muros espirituales, Dios busca un hombre para que se ponga en la brecha, esta es una metáfora que alude a la acción intercesora del necesitado. Hay una brecha entre Dios y el hombre, que un intercesor puede reparar. La intercesión es guerra espiritual, el pasaje indica claramente la obra intercesora. La frase “delante de mi” “a favor de”. El intercesor viene ante Dios a favor de otros.  También significa que el intercesor tiene una doble responsabilidad. No solo hace vallado (muros), lo cual sugiere que no solamente restaura la brecha causada por el enemigo, sino que se pone en la brecha, para detener su avance.

        

Los intercesores vinculan la misericordia de Dios con la necesidad humana, La oración. En los días de Ezequiel, Judá era lo único que quedaba de la viña del Señor, el reino de Israel había sido destruido y su pueblo enviado al exilio bajo Sargon, el gobernante Asirio, en el año 722 a C.

 

Después de 150 años el pecado había abierto una horrenda brecha en la muralla protectora de Judá, y para que no entraran intrusos, alguien debía ponerse en la brecha hasta que se reparara. Dios usa este pasaje para describir la búsqueda divina de un intercesor entre los sacerdotes, profetas, príncipes, o el pueblo; alguien que se parara en la grieta y sirviere de vínculo entre la misericordia de Dios y la necesidad de las personas.

 

En nuestros días el vallado protector de nuestras familias, las iglesias y las naciones, están en una desastrosa condición. Dios está buscando intercesores que se pongan en la brecha y permanezcan allí vigilando hasta que sea reparada.  Los intercesores necesitan establecer una relación intima con Dios.                                                                                             

 

¿Puede la petición de un creyente determinar las acciones de un Dios todopoderoso?

 

Veamos una poderosa analogía en el libro de Ester en función de un intercesor. Asuero era el poderoso rey de Persia, que dominaba todo el medio oriente desde la India hasta Etiopia aproximadamente unos 400 anos a.C. Este rey se enamoro de Ester sin saber que era judía y la hizo su reina, mientras tanto Aman, capitán de los príncipes se molesto porque Mardoqueo no se inclino ante el, al darse cuenta que era Judío, planeo exterminarlos a todos incluyendo a los niños Ester 3:13.

           

En la época del rey Asuero se tenia la costumbre, que ninguna persona, ni siquiera la reina, podía iniciar una audiencia con el rey, nadie; solo aquella persona a la que el se refería podía hablarle. La pena por violar esta costumbre era la pena de muerte. Ester arriesgó su vida y le contó al rey, las malas intenciones de Aman, a lo que el rey respondió a favor de Ester, ejecutando a Aman y entonces ajusto las leyes de los Medos y los Persa para salvar al pueblo Judío.

 

¿Analogía de la intercesión?

 

  1. . Asuero, políticamente hablando, era omnipotente en su reino. En eso representa a Dios.

 

  1. . Aman representa a Satanás quien viene a matar, hurtar y destruir.

 

  1. . Ester es la intercesora, la que <<se pone en la brecha>>.

 

  1. . Mardoqueo representa la función del Espíritu Santo al comunicar la     voluntad de Dios a Ester a  cerca de las malas intenciones de Satanás.

           

Podemos ver que la intercesión del creyente puede hacer que los planes de Satanás sean frustrados y destruidos, la oración intercesora es poderosa haciendo que Dios interrumpa toda artimaña del diablo.

 

Muchos escritores citan las palabras de Juan Wesley cuando dijo: “Dios no hará nada sobre la tierra excepto en respuesta a la oración del creyente”.

 

Juan Calvino afirma en sus institutos que “las palabras no logran explicar cuan necesaria es la oración”. Dice que la providencia divina no excluye el ejercicio de la fe humana. A pesar de que el guarda de Israel no descansa, Calvino

Dice que <<está inactivo, como si se hubiera olvidado de nosotros, cuando estamos mudos e inactivos>>.

 

Que dicen los líderes contemporáneos como Jack Jayford; Usted y Yo podemos ayudar a decidir cual de estas dos cosas habrán de venir sobre la tierra: La bendición o la maldición. Nosotros determinamos si se libera la bondad de Dios hacia situaciones específicas, o si se permite el pecado y Satanás.    El factor determinante es la oración.

 

Grandes intercesores del Antiguo Testamento.

(Moisés y Samuel).

 

Jeremías 15:1

 

Me dijo Jehová: Si Moisés y  Samuel se pusieran delante de mí, no estaría mi voluntad con este mi pueblo...

           

Los intercesores conocen el sistema organizado de Satanás y saben que hay una guerra espiritual entre sus demonios y el pueblo de Dios. Esta guerra no puede ser ganada, sino a través de las armas espirituales que se nos han delegado para luchar en contra del pecado y de Satanás.

 

Éxodo 17:8  Leemos un tremendo relato acerca de la batalla de Refidin, en la cual Josué derrotó a Amalec. Josué quedó permanentemente en los archivos de la historia militar como el general que ganó aquella victoria.

        

Guerra espiritual a nivel estratégico

 

Éxodo 17: 8-13

 

Antes de ir a una guerra se determina la estrategia que se va a seguir para obtener la victoria, y esto es precisamente lo que se hizo, Moisés determinó que Josué dirigiera la guerra contra Amalec, mientras que él (Moisés) subiría a la montaña para interceder a favor de Josué y su ejército.

 

Éxodo 17: 10-11 Observe lo que sucede: Moisés está intercediendo, tiene las manos levantadas hacia el cielo clamando por la victoria en contra del enemigo, Josué está ganando la batalla, pero de pronto Moisés baja las manos porque está cansado, al hacerlo la Biblia dice que Josué comenzó a perder la guerra, todos conocían el plan estratégico que estaban siguiendo y vieron que cuando dejaba de interceder, Josué perdía terreno, perdía la batalla; Moisés había llevado con él a Aarón y a Hur, estos dos hermanos en la fe, hicieron enorme trabajo logrando que Moisés no desmayara en su trabajo intercesor, sosteniendo los brazos de Moisés hasta la puesta del sol. (Fueron horas de guerra espiritual en oración) logrando así una gran victoria en el mundo físico como también en el mundo espiritual.

La batalla se ganó mediante la oración intercesora y no mediante la oración del ministerio. Hoy conocemos a muchos ministros que como Josué son vencedores, pero que hay en su ministerio, nada menos que un poderoso grupo de intercesores que se han metido a la brecha, para detener los ataques de Satanás y no cesan de orar hasta que ven la victoria en sus manos. Cual es el resultado: congregaciones grandes y líderes llenos del Espíritu de Dios.

Éxodo 32:10-14

           

Ahora, pues, déjame que se encienda mi ira en ellos, y los consuma; y de ti Yo haré una nación grande. Entonces Moisés oró en presencia de Jehová su Dios, y dijo: Oh, Jehová, ¿porque se encenderá tu furor contra tu pueblo que tu sacaste de la tierra de Egipto con gran poder y con mano fuerte? ............ V/14  Entonces Jehová se arrepintió del mal que dijo que había de hacer a su pueblo.

Moisés; un día le dijo al Señor: Que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito. Que hermoso fuera si nosotros nos paráramos en la brecha como lo hizo Moisés por el pueblo de Dios. Sucedió cuando subió al Monte Sinaí para recibir las tablas de la ley, y cuando bajo el pueblo se había hecho el becerro de oro.

 

Intercesión Por Israel

            1 SAMUEL 7: 8-9:

 

Cuando supieron los Filisteos que los hijos de Israel estaban reunidos en Mizpa, subieron los príncipes de los Filisteos contra Israel; y al oír esto los hijos de Israel, tuvieron temor de los filisteos. Entonces dijeron los hijos de Israel a Samuel: No ceses de clamar por nosotros a Jehová nuestro Dios, para que nos guarde de las manos de los Filisteos....Y clamó Samuel a Jehová por Israel, y Jehová le oyó.

A causa de la oración intercesora de Samuel; Dios hizo temblar a los Filisteos con truenos haciendo que su pueblo prevaleciera en la batalla.

 

1 SAMUEL 12:23

 

 Así que, lejos esté de mí que peque contra Jehová cesando de rogar por vosotros...

Debemos agradecer a Dios que esto no sea simplemente historia bíblica, sino que hoy día; Dios ha levantado líderes intercesores y los está levantando para lograr su propósito en esta tierra. Su propósito es que las iglesias crezcan, se multipliquen en todo, y esto solo puede ser posible si, nosotros como hijos de Dios tomamos el lugar que nos corresponde para glorificar el nombre de Jesús por el poder del Espíritu Santo en nosotros.

 

Bendiciones.

Hno. Fredy Monterroza.

Volver a guerra espiritual