Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

El Hombre del Mundo
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

Y crecieron los niños, y Esau fue diestro en la caza, hombre del campo; pero Jacob era varón quieto, que habitaba en tiendas. Y amó Isaac a Esau, porque comía de su caza, mas rebeca amaba a Jacob. Y guisó Jacob un potaje, y volviendo Esau del campo, cansado, dijo a Jacob: te ruego que me des a comer de eso guiso rojo, pues estoy muy cansado. Por tanto fue llamado su nombre Edom. Y Jacob respondió. Véndeme en este día tu primogenitura. Entonces dijo Esau: he aquí yo me voy a morir; ¿para que, pues, para que pues, me servirá la primogenitura? (Génesis 25:27-32).

 

Introducción.

Esau representa a un hombre del mundo, y Jacob a un hombre de Dios. La apariencia de un hombre indica muchas veces el camino de la vida que lleva, de la misma forma las palabras de Esau hablan de la clase de personalidad que tenia.

La diferencia entre los dos se manifestó de diferentes aspectos.

  1. Como progenitores: Esau de Edom y Jacob de Israel.
  2. En su carácter: Esau, tosco e impetuoso cazador, y Jacob, amable que prefería la tranquilidad del hogar.
  3. El favoritismo paterno: Esau, favorito de su padre, y Jacob de su madre.

 

I). El cazador.

Esau era experto cazador, gozaba de ese pasatiempo al aire libre. Nos recuerda la típica personalidad de los que prefieren los placeres del mundo antes que la devoción a Dios.

      a). Hombre del campo.

Fue un hombre de hábitos libres y descontrolados, alguien que no quería estar dentro de los límites del hogar y bajo sujeción. Le gustaba hacer las cosas como le mejor le gustaba.

b). Un hombre considerado.

Isaac amaba a Esau porque comía de su caza. (Génesis 27:1-3). Con frecuencia observamos que los que no piadosos, muchas veces son considerados y amables. Esau estuvo tanto tiempo tratando de cazar algo para satisfacer la necesidad del padre hasta el punto de agotarse.

C. El cansancio del hombre.

La humanidad termina cansada  de los placeres carnales y temporales del mundo. Esau es el tipo de los que sin conocer a Jesucristo deambula por el mundo con un espíritu cansado sin tener la paz en el corazón. Esau se cansó mientras andaba tras el placer de la vida mundana.

 

II). El hombre marcado.

Esau nació rubio rojizo y peludo, y al vender su primogenitura por un guiso rojo, fue llamado Edom, o sea rojo. Esto nos recuerda a hombres que por causa de sus acciones, su nombre se identifique con algunos de sus pecados. Judas se identifica con la codicia y la traición, Elí como padre débil, Jeroboam con la idolatría, Coré con el orgullo y Esau con el desprecio de lo sagrado. Hebreo 12:16

a). Dios en la obra del hombre.

Dios el dijo a Rebeca que el mayor serviría al menor. Dios dijo a través del profeta Isaías que las obras del hombre son como trapo de inmundicia. De nada sirve todo lo que el ser humanos haga sino es dentro de los limites que Dios ha trazado para el bien del hombre.

b). El mayor servirá al menor.

Esta profecía era contraria a la costumbre en la época de los patriarcas en los que el primogénito gozaba de los privilegios en el hogar y después de la muerte del padre recibía la doble porción de la herencia y era reconocido como la cabeza del hogar.

 

III). Los elementos de la primogenitura.

a).Hasta el establecimiento del sacerdocio aarónico, el jefe de la familia ejercía los derechos sacerdotales.

b). La familia abrahamica poseía la promesa edenica de Aquel que iba a herir la cabeza de Satanás. (Gen. 3:15).

c). Esau, como el primogénito, estaba en el linaje directo de la promesa de Abraham referente a Aquel que bendeciría a todas las familias de la tierra. (Gen. 12:1-3).

 

IV). Hombres en el linaje directo de la promesa. Abel, Set, Sem, Abraham, Isaac y Esau.

a). Preferencia a la gratificación del presente.

¿Para que me servirá la primogenitura? El deseo de Esau era saciar una necesidad inmediata olvidando la responsabilidad como primogénito y de los privilegios a los que él recibiría en el futuro o después de la muerte de su padre. Esto nos recuerda las palabras del hombre rico en Lucas 16.

b). Esau, representa al hombre carnal. (Hebreos 12:16-17).

c). El mal negociante.

Vendió su primogenitura por un plato de comida, por algo temporal. El desprecio al derecho legal como primogénito obró como una división en la vida de Esau, quien se dejó gobernar por sus propios deseos.

 

Conclusión

Hoy día, muchos venden sus intereses eternos por vivir para si mismos, en el pecado, siguiendo los placeres de este mundo y los deseos de la carne. En estos placeres no hay ninguna ganancia al contrario afectan el derecho de vivir en la eternidad con Cristo en su reino.

 

Bendiciones.

Hno. Fredy Monterroza.

Volver a estudios