Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Ciencia Cristiana
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

Este estudio fue realizado por  el Lic. William Paredes director del “Instituto Bíblico Emmanuel”, he impartido por su humilde servidor hermano Fredy Monterroza. El mismo, como otros estudios que aquí se presentan no son  para entrar en polémica con ninguno, sino con el propósito de ofrecer información de algunos movimientos religiosos que existen en la actualidad. Como personas tenemos el deber de hacer un analices exhaustivo da la religión o movimiento al que pertenecemos. Espero que el siguiente estudio sea de bendición para todos.

Introducción:
 
Segun María Baker, ésta secta es la única verdadera iglesia cristiana. enseñó que sus escritos eran la clave para el estudio bíblico, y sin ellos era imposible comprenderla. Esta organización fue fundada en 1875 en Massachussetts, EE.UU.
 
Las escrituras de autoridad que usan son: Ciencia y salud con la clave de las Escrituras, el manual de la iglesia madre y otros libros por la señora Eddy. La Biblia para ellos no es muy confiable. El heraldo de la ciencia cristiana (Cristian Science), El Sentinela crisitiano (Christian Science Sentinel),  y otros escritos. 
 
Su teología: Creen que Dios es un principio inpersonal de vida, verdad, amor, inteligencia y espíritu. Dios es todo lo que verdaderamente existe (la materia es una ilusión.) Jesús no era el Cristo segun su creencia, sino un hombre que exhibió la idea de Cristo ("Cristo" significa perfeccción, no una persona"). Jesús no era Dios y nunca pudo hacerse hombre o carne. él no sufrió y no pudo haber sufrido por el pecado. Jesús no murió en la cruz y no resucitó  físicamente, como tambien no regresará literalmente. El Espíritu Santo es definido como la enseñaza de la Ciencia Cristiana. Poder impersonal. La humanidad segun lo que creen, ya es salva eternamente. El pecado, el mal, las enfermedades y la muerte no son reales.

Desde su niñez no le faltaban a Maria Baker las circunstancias que la hicieran buscar un escape de la realidad. Padecía de ataques nerviosos. Poco después de casarse enviudó. Era tan enfermiza que tuvo que entregar a su hijo al cuidado de otras personas. Su segundo matrimonio terminó en divorcio.

Mientras tanto, “el sanador” Fineas Kuimby fomentaba un nuevo método para curar a los enfermos, no por medicina, sino para enseñar a los pacientes la naturaleza de su mal. Les decía que se curaban mediante un estado mental. Calificaban a la enfermedad como “error” y “razonamiento falso”. Maria acudió a Kuimby, que le dijo que no tenía enfermedad alguna. Lo que pasaba era que su espíritu animal reflejaba sobre el cuerpo su angustia.

Maria recibió sus explicaciones y estudió sus manuscritos durante tres semanas. Sintió un alivio inmediato y pronto se puso completamente bien. Llena de entusiasmo por el arte sanador, realizó estudios bajo Kuimby y aprendió a aplicar su método.

Maria publicó en 1875 el libro que en una edición aumentaba seria la autoridad suprema en la religión que ella fundó: Ciencia y Salud con clave de las Escrituras. Afirmaba haberlo escrito mediante inspiración divina; pero la investigación revelaba que copió treinta y tres páginas textualmente y cien paginas en sustancia de un manuscrito del doctor Liebre sobre los escritos Hegel.

Maria se casó con Asa Hedí, y en 1879 se organizó la iglesia de Cristo científica. Al cabo de cien años tendría unos tres millones de adherentes en todo el mundo.

Maria Baker Hedí fue más allá de las teorías de Kuimby, pues no solo negaba la existencia de la enfermedad, sino también la de la misma materia. Afirmaba que toda apariencia de materia o de experiencia mortal es solo una ilusión, o un sueño.

Todo lo que existe es Dios, según ella. Es un principio divino, un ser supremo incorpóreo. “Dios es toda sustancia, toda inteligencia”. Escribe: “Dios es amor, y el amor es un principio, no una persona. Este principio es Mente, Sustancia, Vida, Verdad, Amor. Nuestro espíritu es una parte de él, y por lo tanto es bueno. No hay esas cosas que se llaman pecado y muerte. Hay que utilizar la ciencia cristiana y negar tales ilusiones para que desaparezcan estas erróneas”.

Afirmaba: “la Biblia ha sido mi única autoridad”. Pero decía que no podía interpretarse de manera literal. Daba un significado espiritual y simbólico para que estuviera de acuerdo con su doctrina de la irrealidad de la materia y del pecado. No creía en la trinidad, ni en el nacimiento virginal de Jesús, su deidad, muerte, resurrección, expiación del pecado y segunda venida. Según Maria Baker, el Espíritu Santo. Negaba la existencia de un cielo y un infierno literales.

Las atracciones principales de esta religión son la curación de los enfermos y la actitud optimista y serena de sus miembros. La doctrina de que el pecado no existe tranquiliza la conciencia sin que el alma rebelde tenga que humillarse en arrepentimiento.

El nombre ciencia cristiana es engañoso. No es cristiana porque niega las enseñanzas fundamentales del cristianismo. Ni es ciencia, pues niega la realidad de la materia, el campo de la ciencia.

Todo el sistema de razonamiento está equivocado, puesto que es errónea su primera tesis de que Dios es todo y en todo y fuera de él no existe nada. Además, Eddy habla de la “mente mortal” que tiene ilusiones, y los pensamientos ilusorios que son errores. Si Dios es todo sabio y todo lo que existe es parte de él, ¿Cómo puede existir el error?  Si la mente mortal tiene una existencia separada de la mente divina, entonces no puede ser cierto de que Dios sea todo lo que existe. El sistema se contradice.

La Biblia presenta un Dios personal que creó el universo material aunque él está en todas partes “omnipresente”, Dios es trascendente o sea, va más allá de sus obras. Las obras de la creación, como el hombre por ejemplo, no forma parte del ser divino. Negar la realidad de lo material es negar el Génesis y toda la presentación bíblica de Dios como creador, (Génesis 1 y 2; Salmos 8:3-9; 1 Corintios 15:38-41; Juan 3:6; 2 Corintios 5:6).

 

¿Cómo se explica el hecho de que muchos enfermos recobren la salud en la ciencia cristiana? Aquí tenemos varias explicaciones posibles.

  1. La ciencia cristiana las atribuye al poder de la mente sobre la “materia”, el triunfo de la verdad sobre la ilusión. Procuran tener solo pensamientos buenos y amables. La ciencia médica reconoce que la actitud mental tiene mucho que ver con la salud del cuerpo. Una actitud optimista, tranquila y feliz acelera los procesos naturales de sanidad que Dios ha puesto en el cuerpo. En cambio, una actitud pesimista, amargada y preocupada provoca secreciones glandulares que empeoran la salud. Nos informa que hasta el ochenta y cinco por ciento de las enfermedades tienen su origen en problemas emocionales. La perturbación nerviosa produce el malestar el malestar en el cuerpo. Al lograr las debidas actitudes mentales, se eliminan muchas enfermedades.
  2. Puesto que la sanidad es lo que mas atrae a la gente, puede ser que la sanidad se logre “por obra de Satanás, con gran poder, señales y prodigios mentirosos” 2 Tesalonicenses 2:9 dice: “El advenimiento de este impío, que es obra de Satanás, irá acompañado de hechos poderosos, señales y falsos milagros”. Satanás es el gran imitador, el falsificador de las obras de Dios. Los magos de faraón imitaban los milagros que Moisés hacia por el poder de Dios. Por la Palabra de Dios sabemos que no todos los obradores de milagros proceden de Dios. Mateo 7:22 dice: “Muchos me dirán en aquel día: <<Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?>>. Entonces les declararé: <<Nunca os conocí. Apartaos de mi, hacedores de maldad>>” (Mateo 7:22-23). Lee también Marcos 13:22 y 2 Corintios 11:14-15. Es posible que algunas de las sanidades sean tretas de Satanás con el propósito de engañar y atrapar a las almas en ese error.
  3. A pesar de los errores en esa religión, muchas de las personas buscan allí sinceramente a Dios. La Biblia dice que son muchos los caminos que indican a Dios, pero no todos llevan Dios. El amor de Dios es tan grande que en su misericordia él sana aun a los que están lejos de la verdad.
  4. Hay muchos que hubieran sanado de todos modos sin haber acudido a la ciencia cristiana. cualquiera que sea la verdad en cuanto a la sanidad de una persona, recordemos que esta experiencia no puede probar la verdad de la doctrina.

 Que Dios te guarde y te bendiga, acuérdate del consejo del Señor en su Palabra que Dice: “Confía en Jehová con todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos y él hará derechas tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión, sino teme a Jehová y apártate del mal”. (Proverbios 3:5-7).

 

Hno. Fredy Monterroza.

     
     Volver