Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Los Niños de la calle

Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

INTRODUCCIÓN

La iglesia hoy dia esta haciendo poco o nada para ayudar a resolver esta situación tan degradante, muchas de las iglesias ni siquiera tienen dentro de su programa de ministerio un plan para beneficiar a tantos niños que actualmente estan muriendo sin que nadie le extienda una mano para sacarlos de ese mundo lleno de dolor al que han sido sometidos, recuerda que estos niños nunca decidieron venir a este mundo. Ellos se encuentran aquí, porque hubo personas adultas que tomaron la decisión de que así fuera. No podemos decir que fue un error del destino, no podemos decir que no teníamos la información adecuada para prevenir un embarazo, sabemos que existe gran cantidad de información, de preservativos para poder evitar un embarazo. Si estos niños se encuentran sufriendo hoy dia, no es por descuido, sino por que a nosotros los adultos nos hace falta amor, somos personas sin conciencia.

 

Hace un tiempo observé  un reportaje en el periódico L.A.TIMES donde se hablaba de un niño de Guatemala; el cual habia sido abandonado en su propio hogar con la promesa que la madre volvería para llevarlo a los Estados Unidos de América.

           

El niño que solo tenia 7 años cuando su madre le prometió que volvería por él. Cada dia al atardecer salía al patio de una humilde casa y observaba a lo largo del camino para ver si su madre regresaba. Esto lo hizo por dos años y nunca su madre cumplió su promesa. A la edad de 9 años este niño emprendió el viaje a los Estados Unidos con el propósito de encontrar a su madre, a todo esto, el niño sufría, se endrogaba, usaba todo tipo de estupefacientes para olvidar su tristeza. Desde la edad de 9 años hasta los 14 años aquel niño intentaba pasar las fronteras ilegalmente para encontrase con su madre. Esto llamó mi atención para la investigación acerca de los niños de la calle. 

¿Que está haciendo la iglesia con relación a estas criaturas inocentes?

 

La mayoría de los niños y niñas de las calles (el 75%) tienen algunos vínculos familiares, pero pasan la mayor parte de sus vidas en las calles mendigando, vendiendo cualquier cosa, lustrando zapatos o limpiando los parabrisas de los carros para ayudar en los gastos del hogar. Por lo que se considera que muchos de ellos ni siquiera han cruzado el cuarto grado en la escuela.

 

El 25% restante vive en las calles, frecuentemente en grupos que forman con otros niños y niñas. Son conocidos como “niños y niñas de la calle”. Duermen en edificios abandonados, debajo de los puentes, en portales, en parques públicos, en mercados y cualquier otro lugar en que puedan pasar la noche. Roban con frecuencia y recurren a la prostitución para sobrevivir. La mayoría son adictos a inhalantes, tales como el  pegamento de zapatos o solventes industriales, que les ofrecen un escape, a cambio de dar cabida a problemas físicos y psicológicos que incluyen alucinaciones, parálisis y, o falta de coordinación motora, como también problemas pulmonares, y a la vez fallos en los riñones y daños cerebrales irreversibles.

 

El abuso físico, emocional y sexual por parte de sus padres (con frecuencia padrastros) son las razones más comunes de por que un niño o niña abandona su familia. Psicólogos y trabajadores sociales se refieren a este problema como “desintegración familiar”. La ruptura del núcleo familiar. Muchos son victimas de abusos y asesinatos por la propia policía y otras autoridades que supuestamente deberían protegerlos.

 

Se estima que 100 millones de niños y niñas viven y trabajan en las calles de las ciudades del mundo en desarrollo. De esos, 40 millones están en América Latina.

 

Como padres debemos esforzarnos mas para que nuestros hijos sean instruidos en el camino de Dios, y así todos juntos como familia ir siempre adelante buscando agradar al Señor. Lamentablemente son pocas las iglesias que están trabajando a favor de los niños y niñas de la calle, los ministerios no tienen un programa dedicado a ayudar a estas indefensas criaturas que tanto nos necesitan, a mi parecer cada ministerio debería preocuparse por ayudarlos, ya que ellos no pueden valerse por si mismos, el resultado de no ayudarlos hace que muchos de ellos estén muriendo cada dia. Gloria a Dios por aquellos ministerios que tienen dentro de su programa ministerial un espacio para los niños de la calle.

 

EL SUFRIMIENTO  DE LOS NIÑOS DE RUMANIA

LA IGLESIA EN ACCIÓN

 

En el programa de televisión 20/20 transmitido en el otoño de 1989, donde millones de norteamericanos observaron el estado deplorable en que se encontraban millones de niños en el pais de Rumania. Orfanatos semidestruidos en los cuales cuyas cunas oxidadas se le caían los pedazos de pintura sobre los bebes. Cada cuna albergaba hasta cuatro bebes, estos niños infectados de todo tipo de enfermedades incluyendo el sida ya que por la escasez de equipo se veían en la necesidad de usar varias veces la misma inyección en los niños.

 

 El pastor Goodall, ahora coordinador de la oficina de enriquecimiento ministerial del concilio de las asambleas de Dios.  Él  cuenta su experiencia acerca de estos niños que quedaron sucumbidos en una vida de dolor bajo la dictadura del malvado Nicolae Ceaucescu y su esposa quienes habían estado en el poder por casi veinticinco años y que hacia pocos meses habían muerto.

El pastor Goodall cuenta que después de mucha oración Dios le dio luz verde para poder viajar a ese pais que ahora habia quedado hundido en un caos y confusión. Dice que oían un incesante llanto en aquellos niños quienes se encontraban en condiciones insalubres, sucias, sus ropas empapadas de sus propios orines, sus ojos hundidos y los huesos de la cara, las manos, las piernas y los pies parecían salírseles de sus pequeños cuerpos. Adolescentes en plena pubertad, que se encontraban casi desnudos quienes se movían libremente de un lugar a otro, en el piso por muchos lugares había desechos humanos.

 

“Estoy convencido dice el hermano Goodall de que las enfermeras y las trabajadoras sociales del orfanato hacían todo lo que podían, pero eran muy pocas para esa horrenda tarea. El alimento, las medicinas, la ropa, los utensilios de limpieza y el personal para cuidar de esos niños eran radicalmente insuficientes. Trabajaban duro, pero no se daban abasto con todo el enorme trabajo. De los ojos de muchas de ellas brotaron lagrimas de esperanza al ver a los norteamericanos. Tenían la esperanza de que  podrían ayudarlos. Ayudamos tanto como pudimos. En el lapso de seis meses pudimos lograr que seis niños fueran adoptados por familias norteamericanas. Ayudamos a fundar una nueva clínica cristiana, un sueño que se hizo realidad para un pediatra rumano. Enviamos una ambulancia para esa clínica y pudimos introducir al pais varios miles de dólares en abastecimiento medico y vitaminas No obstante ese esfuerzo no fue sino una gota de agua en un océano de carencias”.[1]

 

Ceaucescu y su esposa, los malvados  dictadores de Rumania, habían organizado y aprobado el abuso de cientos de niños. Consideraban a la gente educada como una amenaza, y preferían asesinarlos. Muchos de esos terribles crímenes contra el pueblo rumano están registrados; sin embargo solo Dios sabe el alcance total de tanta iniquidad.

 

“No sabemos por que esa malvada pareja consideró tratar a los inocentes como lo hicieron. Lo unico que sabemos es que en lugar de compasión estaban llenos de orgullo, arrogancia y destrucción”.[2]

 

LA IGLESIA CON LA INFORMACIÓN AL DÍA

 

Es de suma importancia que como iglesia nos mantengamos informados de lo que acontece en el mundo, y no seamos indiferentes a las necesidades que agobian a los seres humanos tantos a niños como también a los adultos.      Todos tenemos necesidad de algo, ya sea de una comida caliente, una sonrisa, un gesto de cariño, eso nos hace sentir que tenemos a alguien en quien podamos confiar. La iglesia no debe limitarse simplemente a la predicación en  medio de cuatro paredes, ya que nuestro Señor Jesucristo nos da una tremenda lección con hechos y no con palabras, según el apóstol Juan capitulo 17 Jesús ponía en acción  el evangelio supliendo lo espiritual, Jesús oraba por sus discípulos y al mismo tiempo oraba por todos los que habían de creer en él por la predicación de sus ministros.

 Pero  el capitulo 6 del mismo escritor; Juan nos enseña que debemos practicar el evangelio social; supliendo las necesidades físicas de las personas, Jesús alimentó a mas de cinco mil personas con un suministro de alimento bien limitado, para que comprendamos que no es necesario tener en abundancia para poder ayudar a los necesitados.

 

(Mateo 16: 14) dice que Jesús sentía compasión por las personas y que además de suplir en lo que concierne a lo físico, también lo hacia en lo espiritual sanando a los enfermos. El hermano Marcos nos dice que Jesús veía a las personas y que además de sentir compasión por ellos, los veía como ovejas que no tienen pastor; y luego agrega las palabras siguientes <<y comenzó a enseñarles muchas cosas>>. (Marcos 6:34)

 

¿Por qué, pues, tantos niños en las calles? ¿Será que carecemos de una información adecuada que nos permita guiar a estas inocentes criaturas? De acuerdo a las Sagradas Escrituras en el evangelio de Marcos; No es suficiente sentir compasión, no es suficiente ver la necesidad (como ovejas que no tienen pastor) sino la acción social a suplir la necesidad física como enseñar a salir la de misma. Un antiguo adagio dice: <<Si te doy un pez te alimentaré un dia y si te enseño a pescar te alimentaré toda la vida>>.

 

Como podemos ver el Señor no solamente predicaba el mensaje de arrepentimiento, el mensaje espiritual, o el reino de los cielos, sino que percibía la necesidad física de aquellas personas. La iglesia debe percibir, observar la necesidad de los niños de la calle y accionar a favor de ellos y no simplemente predicar el evangelio, muchas veces ignoramos todas esas necesidades, Dios quiera que su Santo Espíritu nos ayude para ser de bendición.

 

Brian Woods y Kate Blewett conocidos por producir documentales relacionados a los niños de la calle;  Quienes han viajado por 21 países alrededor del mundo para descubrir que muchos gobiernos desde  Guatemala a Grecia ha descuidado y abandonado de una forma cruel  a sus niños y niñas  a vidas de tormento y terror. Ellos cuentan que en su viaje por América Latina 40 millones –de los 100 millones que hay en las calles del mundo luchan por sobrevivir. Quizá porque tanta gente todavía se niega a creerlo, estos programas nos recuerdan que Ningún niño o niña  elige ser un niño de la calle.          Ellos están huyendo de familias rotas y de la victimizacion. Una vez en la calle, es duro imaginarse como encuentran el deseo de vivir. Esos niños se refugian en el pegamento de zapatos para evitar el miedo y el hambre.

 

EFECTO DEL PEGAMENTO,  E INHALANTES INDUSTRIALES

 

De acuerdo a Bruce Harris de Casa Alianza y una organización local que sirve a los niños y niñas de la calle,   los efectos del pegamento producen problemas en el sistema nervioso, problemas de riñón, problemas respiratorios, y también un daño permanente e irreversible en el cerebro.

 

GUATEMALA Y LA REALIDAD DE LOS NIÑOS DE LA CALLE

 

“La policía agarra a los niños de la calle en Guatemala”. Los torturan, les arrancan los ojos, les cortan las orejas. La gente no entiende que detrás de esa fachada de agresividad y de caras sucias, hay un niño muy solo. Ese niño necesita ser abrazado, ese niño necesita un osito de peluche y que alguien le diga que le quiere. ¡Son niños! Se le preguntó a un chico ¿por qué inhalas pegamento? Él dijo: para olvidar que existo.

Como niños y niñas que son golpeados y violados por la policía y civiles. Documental bajo el nombre <<la inocencia perdida>> transmitido por  (canal 4 de UK)”.[3]

 

JOSE

 

Se cuenta de José que empezó a vivir en las calles y a valerse por si mismo, aceptando la realidad que desde ese momento nadie iba a preocuparse por él excepto el mismo. A la edad de cinco años vivía temeroso de la muerte algo que muchos de los niños de su edad jamás temen porque tienen el apoyo de sus padres, pero no para José quien sufría palizas de la policía y a veces  dice: Derramaban agua sobre nosotros mientras dormíamos, o nos prendían fuego, nos despertaban a patadas estando nosotros durmiendo en las calles.

 

Cuando te llevaban a la cárcel en la noche te metían en un barril de agua y colocaban en él los alambres pelados de electricidad y encendían la palanca y no podías salir vivo de allí. Este dice José es el miedo que yo tenia allí en la calle, poder morir de esa manera. No tenía sentido buscar el auxilio de un policía si algún matón del vecindario te golpeaba. Gracias a Dios José encontró el auxilio por medio del “Centro de Crisis de Casa Alianza” en donde recibe amor y un techo donde vivir. Muchos niños no están condenados a morir, sino a vivir  en un mundo deprimente lleno de dolor y sin esperanza, abandonados en las calles sin la ayuda necesaria para salir de ese infierno. Muchos de estos niños son vendidos como esclavos, otros vendidos para ser explotados en comercio sexual, todos ellos abandonados por la sociedad, que con orgullos se llaman ellos mismos; <<somos una sociedad civilizada e  intelectual>>.

 

Comenta Brian, si no tienes madre, ni trabajo, ni esperanza, ni dinero... Probablemente no hay mucha diferencia sí estás en Gateshead o en Guatemala. La vida en ambos lugares puede ser una bofetada en la cara, aunque podríamos esperar que nuestra policía se comporte un poco mejor.

 

En Estados Unidos y Europa es la cocaína, para los niños y niñas de la calle en Centro América es algo mucho barato, Pero igual de mortal. Pegamento de zapatos, narcóticos de base solvente. Fácilmente disponibles, baratos. Y estos poderoso inhalantes llegan a una parte del cerebro de los niños y niñas suprimiendo su hambre, el frio y la soledad. Pero también hace que sus cerebros se desvanezcan. Estos solventes baratos causan daños cerebrales irreversibles e incluso la muerte repentina.

 

Y la compañía que los produce hace millones. De acuerdo a UNICEF,  hay unos 40 millones de niños de la calle en América Latina, y más de la mitad de ellos inhalan pegamento de base de solvente. 20 millones de clientes, que consumen alrededor de 20 millones de galones por mes. Eso si que es un GRAN negocio. Y los mayores productores son multinacionales de EE.UU.

 

Que vergüenza para nosotros por la indiferencia que hemos mostrado hacia los millones de niños y niñas de la calle en todo el mundo que han estado muriendo cada dia porque les hemos dado la espalda... Esto es el resultado de nuestra indiferencia.

 

CINCO PAÍSES DE CENTRO AMERICA

 

Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y México fueron investigados, la mayoría bajo condiciones peligrosas cuando se trato de infiltrar las redes criminales de abusadores de niños y niñas, y de explotadores.

 

Las organizaciones de bienestar para la niñez, autoras del informe, también mostraron el trafico de niños y niñas desesperados. De acuerdo a la investigación, las niñas centroamericanas, la mayoría procedentes de honduras, están siendo traficadas y luego vendidas  en burdeles en Tapachula, Chiapas estado sureño de México. La tarifa promedio por la compra de niñas de entre 12 y 15 años  de edad es de $100 a $200. De acuerdo a la información se dice que estas niñas abandonaron su pais después de la devastación del Huracán Mitch, pensando que iban a conseguir trabajo como meseras. Cuando la Organización ECPAT y la Casa Alianza invitaron al ministerio de relaciones exteriores de Honduras para participar en la investigación, dijo que no tenia presupuesto.  Esto demuestra la falta de programas gubernamentales para dar apoyo y tratamiento a los niños y niñas victimas de la explotación sexual, como también para ayudarles a obtener alternativas que les ayuden a sobrevivir.  Cuando un niño o niña pide limosna y nadie les da; cuando no existen suficientes programas que les ofrezcan alguna alternativa; y están hambrientos sin nada que comer, la sociedad no le brinda a estos niños y niñas ninguna otra alternativa que no sea la robar  o la de cambiar sus cuerpos por una comida caliente o por un lugar donde dormir.

 

La explotación sexual comercial de niños y niñas forma de coerción y violencia en contra de estos, trabajo forzado y una forma contemporánea de esclavitud, indica la declaración del congreso de Estocolmo de hace cinco años. Mientras algunos países han escrito planes nacionales de acción contra esta moderna esclavitud infantil, especialmente sobre destinos bien conocidos de “turismo sexual” como Tailandia, las Filipinas, Costa Rica  y Sri Lanka, entre otros, no se ha provisto de suficiente recurso económico por parte de los gobiernos para ayudar a los niños y niñas victimas y para la explotación sexual comercial infantil.

 

“Una joven de apenas 16 años de edad, estaba internada en un hospital psiquiátrico, porque dos veces habia intentado quitarse la vida. Cuando le preguntaron porque lo habia hecho contestó: <<La vida no tiene sentido para mí, mi hogar ha sido un desastre, mis padres nunca se amaron, nunca me enseñaron a amar. No tiene sentido seguir viviendo>>” [4]

 

Los niños están siendo abusados en todos los aspectos, drogas, explotación sexual, vendidos como animales,  la pornografía, abandonados en las calles sin importarles nada de ellos y ellas.

 

GEORGE MULLER,  “EL DEFENSOR DE LOS NIÑOS”

George Muller fue muy amado por los niños huérfanos que él recogió de la calle  Bristol de Ashley Down. Desde pequeño era un hábil ladrón, egoísta y totalmente indigno de confianza, les robaba dinero a sus amigos y también a su padre. Claro esta que solamente Dios puede hacer milagros en la vida de las personas para usarlas en beneficio de los necesitados. Dios transformó milagrosamente la vida de Goerge siendo un joven egoísta y codicioso en un joven valiente y digno de confianza.  Su padre no le confió ni un centavo, pero Dios le confió mas de un millón de libras esterlinas, la mayoría de las cuales fueron empleadas en alimentos, vestimenta y hogares para albergar a mas diez mil huérfanos que  Recogió de las calles. George tomo en su corazón a los niños y los huérfanos de Bristol tuvieron quien se ocupara de ellos. Los pequeños confiaron en él y lo amaron.

 

“Hay niños indigentes en cada esquina contesto George a su esposa. Los más pequeños piden limosna y los mayores consiguen dinero donde pueden. He escuchado que hay carteristas por todas partes, algunos de siete u ocho años. Siempre hubo algunos dijo George, una gran cantidad de los que están ahora, han quedado huérfanos por el cólera. Mary miró a lidia bien vestida y dijo: ¿No hay nada que podamos hacer por ellos?  George se levantó, y dijo creo que sí.

Hace algún tiempo medito en ello, piensa mary, un orfanato donde albergarlos y darles una enseñanza cristiana, un lugar donde estén seguros, con buena alimentación, ropa y educación. Si Dios hiciese esto sin pedir dinero, sin recolectar fondos ni implorar por ellos... Que impacto haría en los no creyentes, también en los cristianos débiles.

2 de diciembre de 1835: Hoy he dado el primer paso para abrir un  hogar para niñas huérfanas. He hecho imprimir volantes anunciando un encuentro publico para el 9 de diciembre en el que intentaré comunicar a la gente mis ideas”.[5]

 

Dios les permitió abrir vario hogares para el cuidado de diez mil ninos que vivian en las calles sin futuro, George y la misericordia de Dios cambiaron a todos esos niños, dándoles calor y amor.

En el norte de Los Andes Peruanos hay decenas de niños que deben caminar por varias horas para llegar a sus escuelas, y lo hacen en la mañana, muy temprano, para volver por la tarde, cansados y sin alimentos. Un esforzado grupo de la Iglesia Evangélica Peruana dispusieron su tiempo y sus manos para preparar alimentos a estos ninos con el fin de que puedan tener la fuerza suficiente para regresar a sus alturas. Ellos, apoyados  económicamente por los empresarios George y Adriana Rodríguez y algunos amigos, iniciaron el trabajo de alimentar a los niños.

 

 EL INTER AYUDANDO A LOS NIÑOS NECESITADOS DE LOS ANDES

 

El peridoto “El Ínter” se sumó al apoyo financiero de una manera consistente y ahora, además de llevar ayuda material y económica se dispone a visitar el poblado de  Coina, ubicado en la cordillera de Los Andes.

 

“Será un viaje de 8 horas en avión de Los Ángeles a Lima. Luego 8 horas mas por carretera hasta la ciudad de Trujillo, para después subir la cordillera por 7 horas hasta Coina.” [6]

 

Dios bendiga a todos los que sienten ese hermoso deseo en su corazón de ayudar a los niños que se encuentran en necesidad, no importando distancia.

 

LOS NIÑOS EN PELIGRO

 

Es lamentable lo que los niños están sufriendo en todas partes del mundo incluyendo los países súper desarrollados. El crimen contra los niños no lo vemos solamente en aquellos menos desarrollados y que están abandonados en las calles sino también en aquellos que se encuentran protegidos por sus mismos padres. Recordamos los secuestros en cadena que sucedieron hace pocos meses en esta nación norteamericana, en donde se le da una buena protección a los niños.  El caso de Samantha Runnion de solamente 7 años de edad.

 

De acuerdo a la información transmitida por los medios de comunicación esta niña se encontraba jugando esa tarde con una amiguita cuando un hombre se le acerco con el pretexto de pedirle   que le ayudara a buscar a su mascota.

 

Luego en las manos del delincuente la niña fue raptada y posteriormente encontrada muerta en el área de Riverside a unos 45 minutos de su residencia. Mientras las autoridades del condado de Orange seguían la pista de este bandido; en San Diego Danielle Van Dam también de siete años era secuestrada y asesinada, luego se informaba que Elizabeth Mart, una niña de 14 años era secuestrada en Salt Lake City, Utah.

 

Mas tarde en el condado de Kern dos adolescentes fueron raptadas, Tamara Brooks y Jacqueline Marris quienes corrieron mejor suerte quedando a salvo gracias al nuevo sistema de emergencia implementado en California, que emite boletines en la radio, televisión, y en los cartelones electrónicos colocados en las autopistas de todo el estado con la descripción del vehículo buscado y numero de telefono donde llamar. Este sistema funcionó muy bien ya que las victimas fueron rescatadas a tiempo.

“Un portavoz del sheriff dijo: En ciudades donde los residentes son pacíficos y surge un homicidio, la ley es la misma y el responsable tendrá que pagar por ese delito como si lo hiciera en los Ángeles o en San Francisco, la ley no puede hacer excepciones, y por ello las medidas de seguridad deben garantizar tranquilidad y protección para las familias.  El secuestro y homicidio de niños es un tema muy reciente para las autoridades sobre todo en el estado de California, palabras mencionadas por el Sheriff en el condado de Kern”. [7]

 

Las autoridades locales como federales de los Estados Unidos solicitaron a los residentes que se mantengan informados sobre como orientar a sus hijos mientras se dirigen a lugares públicos y prevenirlos de personas extrañas en nuestros vecindarios. Usted podrá decir bueno, pero estos no son niños de la calle. Si estoy de acuerdo, pero son seres humanos asechados por mentes enfermas de la misma manera que esos niños son puestos en las calles por la misma clase de personas, que no tienen escrúpulos y pensar que ellos son niños en necesidad de ayuda, que no nacieron en las calles, sino que han sido abandonados allí como cualquier cosa que vale nada, en todo caso recuerde esto ellos no le pidieron ser traídos a este mundo para sufrir.

 

La iglesia y los niños de la calle: Quiero decir que debemos primeramente educarnos nosotros mismos para saber reconocer cual es nuestro deber como padres hacia nuestros hijos.

 

¿QUÉ DICE LA BIBLIA?

 

“Sé diligente en conocer el estado de tus ovejas, y mira con cuidado por tus rebaños; porque las riquezas no duran para siempre; ¿Y será la corona para perpetuas generaciones”? (Proverbios 27:23-24).

 

El principio primordial para vigilar a sus hijos es saber donde está el niño en las etapas de desarrollo de la niñez y como es su corazón de modo  que sepa que conducta esperar y como responder con supervisión apropiada.

 

“Mantén tus ojos abiertos y conoce bien la condición de tus hijos. Concéntrate en las necesidades de cada uno, porque pronto crecerán  y se irán, y no tendrás ya mas los recursos ni la autoridad para practicar la paternidad”.[8]

 

Cuidar significa volver a dirigir al blanco. Denota hacer lo que sea necesario para asegurar el avance hacia el máximo éxito  de aquellos por los que es responsable. Un pastor abraza con amor a sus ovejas y las mantiene avanzando hacia el triunfo. Las supervisa y protege de todos los peligros externos y de dañarse a sí mismas. También se asegura que tengan alimentos y agua. No solamente escudriña a sus ovejas mientras rumian a sus pies, sino que sus ojos observan las colinas en el horizonte, buscando los próximos potreros y agua fresca. Paga cualquier precio para mantener a sus ovejas avanzando hacia pastos más verdes.

 

Un pastor guía a sus hijos, los lleva y los guía hacia delante. Cuidar es hacer lo que sea preciso para impulsar a su hijo por sobre la barrera y en camino a la excelencia. Representa el ultimo impulso de esfuerzo requerido para que el hijo brille. Usted necesita intervenir e interrumpir el problema que empuja a su hijo fuera del camino y hacer los ajustes necesarios para ajustar de nuevo la ruta del vuelo hacia el blanco. Usted necesita cuidar a su hijo. Este cuidado separa a los padres de los papanatas. Cuando el pastor de la familia ve que sus hijos se desvían del camino, debe actuar. Aun cuando puede parecer que no es importante o incluso si causa mucha conmoción, debe actuar. Tiene que hacer los ajustes necesarios para que vuelvan a poner la mira en el blanco. Algunas veces esto requiere solo un pequeño empujoncito. Otras veces requiere un gran empujón. Cualquiera que sea debe pagar el precio ahora para disfrutar los beneficios mas tarde. Durante siglos se consideró que el hogar era la fuente primaria para hacer madurar al niño en su vida espiritual. Para casi cualquier pequeño, leer las Escrituras, cultivar la vida de oración y aprender valores morales y espirituales era una parte vital de su vida en el hogar. Si embargo, en las ultimas décadas, el énfasis a cambiado y ahora se piensa que la fuente primaria de formación cristiana se encuentra en la iglesia, relegando al hogar en un segundo plano.

 

Este es un factor que también a contribuido a la pobreza espiritual a que nos referimos. Ahora nos damos cuenta de que por mucho que se  esfuercen los maestros de escuela dominical, apenas una hora, un dia a la semana, no alcanza para ofrecer un buen tipo de nutrición, guía y formación espirituales que requieren nuestros niños. El énfasis debe volver a recaer en el hogar y en los adultos primarios en la vida del niño. Por supuesto la escuela dominical y la iglesia deben seguir influenciando, pero la responsabilidad principal de formarlo en el camino de la fe debe centrarse en los adultos y el hogar. Como responsables de niños, una de las maneras de hacer esto es asumir la importante labor de ejemplificar lo que es una vida de fe.

 

“¡Hay algo tan emotivo en la pureza de la infancia! Los pequeños se hayan mas cerca de Dios, porque aun no han adquirido todos los impedimentos de la religión: Procedimientos administrativos, doctrina teológica, juegos de poder políticos. Lo unico que conocen es la confianza, la fe, ¡Y saben entregar su amor incondicionalmente! Sabemos sin duda alguna lo que quería decir Jesús cuando expreso que aquel que no reciba el reino como un niño no puede entrar en él”.[9]

 

Dios nos demanda enseñar a nuestros hijos: “Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablaras de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y  cuando te levantes”. ( Deut.6:6-7). “Estas palabras” se refieren a las Sagradas Escrituras.

 

Nosotros somos papás, los sacerdotes de la familia y debemos transmitir a nuestros hijos la verdad de Dios conforme aparece en las Escrituras. “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y util para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”. (1 Timoteo 2:16).

 

Dios pone a cada ser humano en posición de discípulo, o sea que para enseñar, debemos ser enseñados primero. Debemos dar gracias a Dios por las organizaciones cristianas y no cristianas que están trabajando arduamente para ayudar a las necesidades de los niños abandonados. Oremos por los gobiernos que están apoyando estas organizaciones y también oremos por aquellos gobiernos que se niegan a reconocer que miles de inocentes criaturas están esperando algo de ayuda de parte del gobierno. Oremos por las autoridades que sean amorosos con los niños y que en lugar de abusar de ellos les den una mano de amistad y apoyo. Oremos por esos países donde miles de niños han sido abusados para que Dios obre de una manera especial y cambien las leyes que hasta hoy han permitido el abuso de tantos niños.

 

Oremos especialmente por esos niños necesitados para que puedan encontrar un lugar donde vivir y recibir el cariño que hasta hoy no han recibido; y como el lema de World Visión <No podemos cambiar el mundo de todos los niños pero podemos cambiar el mundo de un niño>.

 

CONCLUSIÓN

 

Concluyo, pues,  que no puedo generalizar conforme a mi hipótesis en la cual declaro que todos los niños de la calle son el resultado de una sociedad egoísta que no se interesa en el bienestar de ellos, ya que existen varias organizaciones luchando por ayudar a estos inocentes e indefensos niños, tampoco puedo generalizar en cuanto a la falta de paternidad responsable ya que también existen padres muy responsables que hacen todo cuanto esta a su alcance para instruir a sus hijos por el buen camino.

Y como la palabra misma lo indica en esta conclusión y de acuerdo a esta investigación “no puedo generalizar” quiero decir que; aunque no todos, pero si existen países en que los  niños son o significan menos que nada, ya que aun los gobiernos mismos convertidos en dictadores abusan de los niños hasta el punto de asesinarlos. Otros países no se interesan por el bienestar de ellos, dejándolos abandonados en las calles a su propia suerte.

Oremos todos para que surjan leyes a favor de estos inocentes niños de la calle y también por nosotros los padres para que seamos más responsables. Oremos por la sociedad para que no sea  indiferente hacia estos niños de la calle.

 

Que Dios te bendiga.

Hno. Fredy Monteroza.

 


 

Volver a estudios