Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

La Importancia del Drama
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

Introducción:

Desde tiempos de Aristóteles y aun antes el fenómeno literario había sido diferenciado en tres grandes manifestaciones: la Lírica, la épica, y la dramática; esta ultima es el objeto de nuestro trabajo y tarea requerida. Las tres utilizan el mismo material: las palabras. La épica y la dramática tienen los mismos orígenes, Aristóteles las define como limitaciones de acciones nobles que realizan grandes hombres pero mientras una lo hace con meros versos y es narrativa, la dramática presenta a los hombres diciendo y haciendo; o sea mediante la acción. La historia se hace todos los días con las acciones, las reacciones y las interacciones de los hombres, no solamente está hecha por batallas o acuerdos celebres, la historia también está hecha por las pasiones de los hombres, su voluntad, sus anhelos y sus fracasos. Este es el archivo de la historia que pertenece únicamente al arte. Es el drama pues un choque de fuerzas de los individuos por un lado y las circunstancias por el otro. En la importancia del drama vemos al receptor recibiendo un impacto por medio de la acción que se ha preparado con el fin de dar una enseñanza. Hay un drama titulado “la subasta de un alma” que ha impactado muchas vidas. El drama eficaz para llevar las buenas nuevas de salvación y es un medio de servir a Dios en la visión de la evangelización.

Aunque muchas personas creen que el fin de un drama es divertir, hemos vistos también que el mismo lleva temas de reflexión como una moraleja, y si esto es cierto el drama entonces siempre lleva un mensaje a la conciencia.

En el drama “The Passion of the Christ” podemos ver el impacto que a recibido la gente, muchos corren a un sacerdote católico para confesarse. Otros muchos continúan hablando acerca de la reacción de la gente en la radio y la televisión. En el drama existen varios géneros como: Tragedia, Comedia, Melodrama, Pieza, Farsa, Tragicomedia, Genero Didáctico.

 

LA ESTRUCTURA DEL DRAMA:

 

Al hablar de la estructura dramática, queremos decir que este será el esqueleto de la historia que se quiere contar a la gente, no importando si el lenguaje es teatral, televisivo, o radiofónico, o si el género será comedia, tragedia o melodrama, toda historia dramática debe tener una estructura o base. Las situaciones que se van produciendo a lo largo de una obra dramática deben resultar interesantes para el espectador. Las situaciones surgen de la combinación de eventos y sucesos. El evento es un acontecimiento casual, fugaz, inesperado y no controlado por el personaje. El suceso es un acontecimiento preparado previsto y controlado por el personaje. Estos tres eventos tienen un principio y final en el tiempo.

La acción dramática es el elemento dinámico y transformador que permite pasar lógica y temporalmente de una situación a otra. La acción implica un movimiento tan físico como interno. Tomaremos como base el modelo lineal aristotélico; toda estructura cuenta con tres grandes elementos: planteamiento, desarrollo y desenlace.

 

Planteamiento:

 

Toda obra dramática antes de iniciar nos muestra los elementos para la comprensión de la misma. Lo primero es dar a conocer al espectador los siguientes datos. Lugar, en caso de que no haya estenografía es la misión de los actores describir el lugar lo antes posible para situar al espectador dentro del mismo y junto con el vestuario también se determinará el tiempo (ya sea la época o la hora) y finalmente notamos los personajes que intervienen.  Estos tres elementos forman la primera fase del planteamiento, (el entorno”.

La siguiente fase consiste en involucrar al espectador de tal manera que se interese en la historia. Esto se logra a través del suspenso, lo cual es un acontecimiento fuera de lo cotidiano que apoyado por la reacción de los personajes crean una tensión y un cambo de actitud; al espectador lo motivan a quedarse para descubrir que ocurrirá. El planteamiento también puede ser enriquecido con antecedentes de los personajes.

 

Desarrollo:

 

La estructura ya tiene los pilares ahora debe dársele cuerpo, desarrollarla. El inicio del desarrollo se da con la aparición de un objetivo, es el estimulo que dirige todas las acciones del personaje. El personaje pasa por una serie de ayudas y obstáculos para lograr ese objetivo, estas ayudas y obstáculos son acontecimientos que iran formando un nudo. El nudo es una serie de sucesos y acontecimientos que va dando consistencia a la historia. Aquí se definen los objetivos de cada personaje y veremos todos los obstáculos y ayudas que se le aparecen para lograrlo, esto forma el nudo. En un determinado momento surge un acontecimiento que no es ayuda ni obstáculo, a esto se le llama conflicto.

Tenemos generalmente un concepto erróneo de lo que es un conflicto y pensamos que son dos personajes en contraposición pero este surge cuando aparece algo que compromete su objetivo inicial; es un momento interno y difícil para el personaje y se ve obligado a tomar una decisión y esto puede o no cambiar su objetivo. A este tipo de decisión se le llama clímax.

 

Desenlace:

 

Teniendo el planteamiento y el desarrollo bien construidos el desenlace se da por si solo. Consiste únicamente en un sierre, una revolución a todo lo expuesto. Pero también hay un elemento técnico que nos puede ayudar, el caos y el orden. En el teatro clásico constantemente se ve que lo que empezó en caos termina en orden y viceversa. El desenlace  llega cuando el conflicto termina o se resuelve y podemos ver las consecuencias de cada personaje y como la historia puede desembocar en un caos o en un orden.

 

EL PROPOSITO DEL DRAMA

 

El propósito del drama es llevar un mensaje al espectador de buen humor, reflexiones y enseñanzas que le lleguen al corazón y así pueda cumplir el objetivo que nos induce para realizar este hermoso arte.

Cuando el mensaje es para evangelizar cumplimos con la Visión de Marcos 16:15 que dice: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”. Podemos entonces llevar el evangelio por medio del arte (drama) compartiendo las buenas nuevas de salvación por todas partes del mundo.

También podemos cumplir con la Misión de Mateo 28:19-20 que dice: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del padre, del hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amen.

Con el drama se puede llevar el evangelio del Señor comunicándolo por medio de la radio, el cine y la televisión. Usar los medios tecnológicos es un privilegio que hoy tenemos para la predicación del reino de Dios.

 

LA IMPORTANCIA DE LA VOZ EN EL DRAMA

 

Si buscamos la palabra voz a lo largo de las escrituras nos daremos cuenta de lo importante que es. Con la voz el Señor creo el universo, y cuando él alza su voz la tierra tiembla. Dios habla y también nos ha dotado con esa cualidad. Es muy molesto cuando alguien se sube a un escenario que no se le escucha y no se le entiende, pues el teatro se hizo para ser visto y oído. Como actores (sea profesional o amateur) tenemos la obligación de conocer que posibilidades poseemos en lo que se refiere a nuestra voz (timbre, tono, e intensidad). Estos nos permitirán enriquecer y adornar de mejor manera a nuestros personajes. Para que la voz sea un instrumento útil, capaz de transmitir con máxima eficacia las ideas y sentimientos contenidos en el texto es necesario que sea: suficiente, clara y expresiva.  Estas tres cualidades son la base de una voz educada y se puede desarrollar con práctica y disciplina.

 

Suficiente:

 

En su alcance y resistencia. La base es una buena respiración; en donde se estudian a grandes  rasgos la columna de aire y el apoyo diafragmático, realizando ejercicios para liberar cualquier tensión que pueda lastimar las cuerdas vocales. La suficiencia de la voz se puede incrementar con una buena rutina de ejercicios y practica constante.

 

Clara:

 

En su pronunciación. Se refiere a que el actor debe tener lo que se llama buena dicción, es decir que se entienda claramente lo que dice. Algunas personas tienen un error constante o vicio en la pronunciación de ciertas palabras o letras que han repetido a lo largo de la vida, este tipo de errores en el escenario son muy notorios y distraen al receptor. Es necesario y es posibles erradicarlos, la mayoría de las veces el actor solo tiene que tomar conciencia de ello. Se realizan diversos ejercicios de dicción que ayudan a corregir la pronunciación si es mala y a mejorarla si no lo es.

 

Expresiva:

 

En sus entonaciones, intensidades ritmos y timbres. Estamos tan acostumbrados a los actores de televisión que pensamos que una buena expresión vocal se limita a repetir sin intención lo que el apuntador nos va dictando y sumando, a eso por lo general tenemos malos hábitos de lectura, por eso cuando leemos o decimos un texto en teatro nos cuesta tanto trabajo llenarlo de una emoción sincera que en ves de disfrutarlo lo sufrimos. Estudiar las bases de una buena lectura y las inflexiones de la voz es importante.

Que importante es conocer las cualidades con las que Dios nos ha dotado para emplearlas de manera eficaz y con provecho y así poder ser instrumentos útiles para comunicar sus verdades eternas.

 

EL DRAMA Y LA IMAGINACION CREADORA

 

Si Dios nos creó a su imagen i semejanza entonces nos facultó como seres creativos. La gran diferencia es que Dios puede crear de la nada, de lo que no existe y nosotros no, es por eso que nos ha dotado con la imaginación. Es la creatividad de un don divino por excelencia. Génesis 1:1-26.

Peter Nivio dijo: “Mi nombre es imaginación, puedo ver lo que los ojos no perciben, puedo escuchar lo que los oídos no oyen, puedo experimentar lo que el corazón no siente”.

 

La memoria:

 

¿Te has puesto ha pensar que pasaría si no tuviéramos memoria? ¿Te imaginas el vacío espiritual y la sequedad en la que viviéramos? Gracias a la memoria, aprendemos, adquirimos el conocimiento y evocamos recuerdos. Es un almacén en donde guardamos infinidad de vivencias que nos sirven para crear. ¡Que bueno que Dios tiene una excelente memoria y se acuerda de sus pactos! Salmos 8:4.

 

Concentración:

 

F. Wagner dijo: “Solamente quisiera que el escenario fuera tan estrecho como la cuerda de un equilibrista a fin que ningún necio osara pisarlo”.

Todo actor principalmente el que empieza tiene una lucha constante contra su ego. El ego sabe todo es una fantasía, que los estímulos son imaginarios, que el texto no fue creado por él sino el escritor. El ego sabe lo que dirán los otros actores y que en el segundo acto tendrá una escena de histeria y teme no poder hacerla. Concentrar nuestra atención implica dominar nuestro ego y hacer las cosas con la espontaneidad de la primera vez. Proverbios 4:20; 8:33; 1 Pedro 1:13.

 

Observación:

 

Dice el dicho y dice bien que: “Ojos que no ven corazón que no siente”.

Cofusio decía que: “Una imagen dice mas que mil palabras”.

Sin querer restar importancia a alguno de los sentidos sabemos que a través de la vista captamos lo que aprendemos de la vida, en un 80% y el otro 15% se le concede al oído y el 5% restante a los otros sentidos.

¡Que importante es saber observar con atención los sucesos que ocurren a nuestro alrededor y poder apreciar hasta en las cosas mas pequeñas las maravillas de nuestro creador!, para el actor la observación es uno de los elementos mas importantes, es fuente de inspiración para crear, caracterizar y plasmar la realidad en el escenario.

“Vengan a ver las cosas sorprendentes que el Señor ha hecho en la tierra”. Salmos 46:8.

 

Sensibilidad:

 

El diccionario define como sensibilidad artística: la capacidad para sentir emociones. Mucha gente piensa que carece de sensibilidad, pero es una cualidad que Dios nos ha dado a todos, simplemente algunos la han desarrollado mas que otros. Físicamente la sensibilidad se alimenta a través de lo que perciben nuestros sentidos. Pero existen otras fibras sensibles que al ser activadas despiertan nuestros sentimientos mas profundos y estas, se encuentran en el alma. Este conjunto de sentimientos (como el amor, el odio, la tristeza, etc). Serán la materia prima del actor para dar vida a sus personajes. Juan 11:35-36; 1 Corintios 2:11-14.

Un bebé que crece sin una demostración física de amor de su padre será una persona con grandes problemas para recibir o dar una caricia de afecto. ¿Cuantas veces hemos visto a alguien llorando y nos da pena llegar y consolarle? Talvez con una mano en el hombro le haríamos sentir nuestro apoyo o aliviáramos un poco de su dolor. No quiere decir que la expresión corporal sea exclusivamente contacto físico, solo queremos ejemplificar que nuestro cuerpo puede decir mucho mas de lo que imaginamos.

Un actor en escena no siempre está hablando, sin embargo con el gesto nunca deja de interpretar por lo que es primordial el dominio y el manejo del cuerpo.

Así como el pinto o el músico disponen de materiales o instrumentos para interpretar su arte, el actor carece de ellos y solo dispone de su cuerpo y de su voz. Por eso debe aprender a manejarlos con la máxima perfección y poder interpretar con ellos toda gama de sentimientos. El estudio de la expresión corporal es muy extenso y requiere de mucha práctica, así que veremos algunos ejercicios que nos pueden  servir como adiestramiento básico.

 

Conciencia del cuerpo:

 

 Es necesario que hagamos conciente cada una de las partes del cuerpo y aprender a trabajarlas en conjunto o aisladamente. Mientras mas conciencia tengamos de cada una de las partes de nuestro cuerpo mayor control tendremos sobre el mismo.

 

Expresión de emociones:

 

Es posible que sin palabras y con una sola actitud corporal podamos expresar la psicología del personaje. El cuerpo habla y es necesario que el actor aprenda este lenguaje a la perfección.

 

Gesto:

 

El gesto es algo más que una cara arrugada es tema de estudio extenso, pero en esta ocasión nos limitamos en construir y entender la base del gesto.  

Se construye, llega a un clímax y se deshace.

 

Apoyos corporales:

 

Esta técnica es utilizada para la construcción de los personajes apoyando su energía en cierta parte del cuerpo. Cada apoyo da al personaje un carácter determinado, incluso puede el físico sugerir la voz que ha de utilizar.

Los apoyos básicos son: frente, nariz, barbilla, pecho, cadera, rodillas y pies.

Víctor Hugo escribe:

El dramaturgo debe encerrar una gran enseñanza en cada una de sus obras y entrañar la solución, o el planteamiento al menos, de un importante problema, reflejando la vida de la sociedad en que él vive y aleccionado con esta un profundo sentido educador. Lo que en el arte vale, es la idea, de la cual es la forma simple vestidura, y toda producción que no enseñe y que no sea útil, merece ser mirada con menosprecio y considerada como fútil entretenimiento que nada conduce. Tal es, en todo su rigor, la doctrina del arte docente, formulada de un modo terminante y explicito por su celebrado libro William Shakespeare.

 

Que Dios te bendiga.

Hno. Fredy Monterroza.

 

 

Volver a estudios