Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

El encuentro de Ruth con Booz
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

Noemí tenía un pariente de su marido, un hombre de buena posición de la familia de Elimelec, el cual se llamaba Booz. Y Rut la moabita dijo a Noemí;  Permíteme ir al campo para recoger espigas tras aquel ante cuyos ojos yo halle gracia.

Y ella le respondió. Vé, hija mía.

Ella fue y al llegar espigó en el campo tras los segadores. Y dio la casualidad de que la parcela del campo pertenecía a Booz, que era de la familia de Elimelec.

Entonces Booz dijo a Rut: Escucha, hija mía: No vayas a espigar a otro campo, ni te alejes de aquí.

Aquí estarás junto con mis criadas.

Ella se postró sobre su rostro, se inclinó a tierra y le dijo: ¿Por qué he hallado gracia ante tus ojos, para que tú te hayas fijado en mí, siendo yo una extranjera:

Booz le respondió diciendo: Ciertamente me han contado todo lo que has hecho por tu suegra después de la muerte de tu marido, y que has dejado a tu padre, a tu madre y la tierra donde has nacido, y has venido a un pueblo que no conociste previamente.

¡Que Jehová premie tu acción! Que tu recompensa sea completa de parte de Jehová Dios de Israel, ya que has venido a refugiarte bajo sus alas. (RUT 2:1-3, 8, 10-12)

 

Volver a Julio