Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Jesús el Señor
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

 

Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores. Es Dios grande, poderoso y temible, que no hace distinción de personas ni acepta soborno. El hace justicia al huérfano y a la viuda, y también ama al extranjero y le da pan y vestido. (Deut. 10.17-18)

 

Oh Jehová, Señor nuestro, ¡cuán grande es tu nombre en toda la tierra! (Salmo 8.9)

 

Señor, tú has sido nuestro refugio de generación en generación.

Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo, desde la eternidad hasta la eternidad, tú eres Dios. (Salmo 90.1-2)

 

Que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y si crees en tu corazón que Dios le levantó de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se hace confesión para salvación. Porque la

Escritura dice: todo aquel que cree en él no será avergonzado. Porque no hay distinción entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos es rico para con todos los que le invocan. Porque todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo. (Romanos 10.9-13)

 

Por tanto, de la manera que habéis recibido a Cristo Jesús el Señor, así andad en él, firmemente arraigados y sobreedificados en él, y confirmados por la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias. (Colosenses 2.6-7)

 

Lea estos pasajes relacionados:

JOB 28; SALMOS 8; 86; 110; DANIEL 9:1-19; FILIPENSES 2:5-11

 

Volver a Febrero