Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Job mantiene su integridad en la prueba
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

 

Aconteció cierto día que vinieron los hijos de Dios para presentarse ante

Jehová, y entre ellos vino también Satanás, para presentarse ante Jehová.

Jehová preguntó a Satanás: ¿De dónde vienes?

Y Satanás respondió a Jehová: De recorrer la tierra y de andar por ella.

Jehová preguntó a Satanás: ¿No te has fijado en mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra: un hombre íntegro y recto, temeroso de Dios y apartado del mal; y que todavía se aferra a su integridad a pesar de que tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin motivo?

Y Satanás respondió a Jehová diciendo: ¡Piel por piel! Todo lo que el hombre tiene lo dará por su vida. Pero extiende, pues, tu mano y toca sus huesos y su carne, y verás si no te maldice en tu misma cara.

Y Jehová respondió a Satanás: He aquí, él está en tu poder; pero respeta su vida.

Entonces Satanás salió de la presencia de Jehová e hirió a Job con unas llagas malignas, desde la planta de sus pies hasta su coronilla. Tomaba un pedazo de tiesto para rascarse con él, y estaba sentado en medio de las cenizas. Entonces su mujer le dijo: ¿Todavía te aferras a tu integridad? ¡Maldice a Dios, y muérete!

Pero él le respondió: ¡Has hablado como hablaría cualquiera de las mujeres insensatas! Recibimos el bien de parte de Dios, ¿y no recibiremos también el mal?

En todo esto Job no pecó con sus labios. (JOB 2:1-10)

 

Lea estos pasajes relacionados:

 

JOB 19:25-27; PROVERBIOS 11:2-6; FILIPENSES 3:7-11

Volver a la Biblia al Minuto