Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

El Matrimonio
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

boda3.gif

"EL MATRIMONIO"

¿Te has preguntado algun día que significa para tí el matrimonio?

Probablemente no signifique nada, puede que pienses que el matrimonio es solo el acto de consumar el deseo carnal entre una mujer y un hombre. Se podría decir de otra manera: Lograr el deseo de atracción entre ambas personas por medio de esta unión llamada matrimonio; y una vez logrado el proposito deseado. Buscan la forma de deshacer ese compromiso que nunca tuvo el sentido serio entre dos personas.

Muchas veces por no saber el verdadero significado de esta palabra; muchos llegan al matrimonio y por no conprenderse mutuamente llegan al divorcio. Los adultos somos tan egoistas que no nos importa si hay hijos de por medio, preferimos el divorcio sin importarnos el futuro de los niños causandoles grandes daños en su vida, destruyendo su futuro por no haber tomado un compromiso serio en el matrimonio.

¿Que crees tú, que piensa Dios del matrimonio?

Uno de los diez mandamientos dice: No cometerás adulterio. (Exodo 20:14)  

Atravéz de éste septimo mandamiento Dios expresa el valor de la santidad del hogar, expresa el valor hacia la fidelidad en las relaciones entre el hombre y la mejer cuando se han unido en matrimonio.

Honroso sea en todos en el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y adulteros los jusgará Dios. (Heb.13:4)

El imperativo "sea...el matrimonio.."se convierte en un llamado a la pureza dentro del matrimonio. En ninguna otra parte se presenta con mas claridad la relación física dentro del matrimonio. Podemos decir entonces que es Dios el autor del matrimonio y si lo es; es también el autor de la sexualidad. Siempre que la expresión de intimidad exista entre esposo y esposa, es pura y honorable.

¿Cuando fue instituído el matrimonio?

En el principio de la creación, no fue la iglesia, sino el "hogar". Dios con su poder y creatividad preparó el jardin o paraíso, escenario que esperaba la llegada del hombre. Atravéz de las sagradas Escrituras encontramos una cuidadosa dirección en forma de principios eternos que goviernan ésta institución primaria, que vinculan la unión entre un hombre y una mujer como si fueran una sola persona para que se dediquen a un ministerio espiritual, que incluye el compañerismo, la procreación, la organización y el culto de adoración.  Institución que denominamos o llamamos hogar.

En Génesis el libro de los principios encontramos el plan claro y consiso de Dios en cuanto al matrimonio.

Por tanto, dejará el hombre a su padre y su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. (Génesis 2:24)

La palabra "dejar" (azav, heb.) es el acto legal por el cual el esposo y la esposa adoptan un compromiso publico de lealtad total y de una devoción de por vida el uno con el otro, compromiso que está por encima de todo los demas incluyendo a los padres.

La palabra "unir"  (davaq, heb.) es el aspecto personal de la ternura del amor y la fiel responsabilidad que debe ser permanente y obligatoria.

La frase "ser una sola carne" denota la unión física o sexual que simboliza el comienzo de una unión de almas, por medio de un enlazamiento espiritual de dos personas.

En éste versiculo encontramos terminos que se asocian con los tratados por medio de los cuales se establecen pactos. El matrimonio se interpreta como una nueva relación realizada por medio de un juramento mutuo. La intimidad sexual es una expresión de la unión de dos personas unidas como manda la ley de Dios. La unión sexual fuera del concepto biblico es jusgada por Dios como lo vimos en Hebreos 13:4.

Recuerda esto, cuando Dios creó al hombre dijo éstas palabras: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. (Gen.1:26)

Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su naríz aliento de vida, y fué el hombre un ser viviente. (Gen.2:7)

Jehová Dios formó, pués, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese como las había de llamar; y todo lo que Adan llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; más para Adán no se halló ayuda idónea. (Gen.2:19-20)

Como podemos observar el conocimiento que poseía Adán era grande, poseía un vocabulario muy amplio para poder poner nombre a toda la creación de Dios. Pero, como podemos ver que hacía falta algo en todo aquello que le fué traído a Adán para que le pusiese nombre y ese algo era la ayuda idónea.

Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre formó una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Ésto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada varona, porque del hombre fue tomada. (Gen.2:21-23)

Si te puedes dar cuenta que cuando Adán puso nombre a todo lo que Dios le había llevado, no encontró ayuda idónea para él, o sea, un ser con las características que él poseía. Solamente había encontrado animales, bestias, ganado, aves, peces. Pero nada parecido a él. Entonces Dios formó su compañera no de la tierra como lo hizo con los animles; sinó de una de las costillas de Adán. ¿Porque Dios los hizo de esta manera? no la hizo de un hueso del pie para que la mujer no sea pisoteada por el hombre, no la formó de un hueso de la cabeza para que también la mujer no se le suba en la cabeza al hombre. La formó de una costilla para que tengan compañerismo mutuo, afecto mutuo. Que el hombre estime a la mujer como algo precioso y la mujer sea ayuda idonea para el hombre.

El matrimonio no fue creado por ninguna cultura o religión, ésta fue instituída por Dios y cuenta con tres aspectos muy importantes y básicos para un hogar felíz:

a) El hombre deja a su padre y a su madre y en un acto público se promete a su esposa.

b) El hombre y la mujer se unen para tomar la responsabilidad del bienestar de cada uno y  promete amar a su pareja sobre todos los demas.

c) Ambos llegan a ser una carne en la intimidad y en el compromiso sexual el cual a sido reservado solo para el matrimonio.

Vemos entonces que no solo la mujer es llamda a ser ayuda idonea para su marido, sino también el hombre está llamado a cuidar de su esposa por el compromiso hecho através del matrimonio.

"Vosotros , maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso mas frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo. (1 Pedro 3:7)

Significa que, como esposos debemos comprender a nuestra esposa, amarla y estimarla, dando honor a ella como a vaso más frágil.

Su esposa merece todo el respeto, por lo tanto no se burle de ella, demuestrele cada día que usted sabe vivir sabiamente para construir un hogar estable y felis, digno de imitar.

En Efesios 5:23 leemos algo muy importante: "Porque el marido es cabeza de la mujer, asi como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador".

Quiere decir que usted, como esposo es simbolo de Cristo en su familia, es cabeza de su hogar. Lo que quiere decir que el marido debe practicar un amor sacrificial, ya que el texto que leímos dice que Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella. Te pregunto: Amas tú a tu esposa hasta el punto de entregarte por ella, de sufrir por tu esposa. En un hogar estable reina el amor, la felicidad, la comunión, la armonía y el deseo de sacrificarse mutuamente cada día y vencer cualquier obstaculo que se haga presente para preservar ese vinculo de amistad y unidad que nos caracteriza como una sola carne.

En la Biblia encontramos también concejos para la esposa: "Las casadas esten sujetas a sus propios maridos, como al Señor". (Efesios 5:22).

Asi mismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen en la Palabra, sean  ganados por la conducta de sus esposas, considerando vuestra conducta casta y respetuosa. (1 Pedro 3:1-2)

El respeto tiene que ver con la actitud del corazón, no es sólo el respeto externo sino un sincero aprecio interno; es un sentido de gratitud hacia Dios por haber permitido esa unión matrimonial en la cual prometieron amarse por toda la vida.

 

Que Dios te bendiga grandemente y deseo con todo mi corazón que tu matrimonio sea bendecido de parte de Dios.

Hno. Fredy Monterroza.

 

Volver a estudios