Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Amistades
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

Amistades.

 

Hay un dicho que dice: “dime con quien andas y te diré quien eres”. Es un dicho que a la verdad tiene mucho sentido en la vida. Muchas veces, las amistades que escogemos, harán que la gente nos vea con admiración o con desprecio.

En la Biblia encontramos a un rey que se destacó por su integridad con Dios, su nombre fue Josafat, su integridad duró hasta que se hizo amigo del rey Acab. En una ocasión por poco muere porque lo confundieron con Acab, pero se salvó porque; cuando gritó se dieron cuenta que no era la persona que ellos buscaban. Después continuo su amistad con el hijo de Acab haciendo una sociedad que Dios desaprobó y por causa de eso todas las naves de esa sociedad se destruyeron en el mar.

Nuestra actitud tiene mucho que ver con el ambiente que nos rodea, somos nosotros los que determinamos que estilo de vida llevar, por supuesto que lo elijamos traerá a nuestra vida consecuencias agradables o desagradables.

Yo, te aconsejo que vuelvas a familia de Dios, no desprecies el regalo de vida gratuito que te han entregado el campeón de amor y la misericordia, nuestro amado Señor Jesucristo.

Recuerda que las amistades que tú escojas en la vida te ayudaran a tener éxito o derrota en la vida. Por favor elige lo que tu creas que es mejor para ti. En la vida debemos aprender a tomar buenas decisiones. Dios ha prometido tremendas bendiciones para cada uno que permanece en su camino.

Algo importante que quiere que sepas es que; Dios ya te perdonó. Dios te perdonó todas tus faltas, todos tus pecados; lo que tú tienes que hacer es muy simple, es aceptar el perdón que nuestro Señor Jesucristo te ha dado por medio de su sacrificio en el calvario. Jesús dio su vida por cada persona que confiesa sus pecados a él. Recuerda que romanos 10. 9-10 dice: 9que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. RV.

Lee también Juan 3.16

 

Bendiciones.

Hno. Fredy Monterroza.

 

Volver a reflexiones