Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

La Rebeldía 4

Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diáblo y satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus angeles fueron arrojados con él. (Ap.12:9).
 
Es importante considerar el origen de este archi-enemigo para considerar el origen del pecado, el conocimiento acerca de este personaje nos permite orientar nuestra mente en un mundo de problemas económicos y políticos, y nos concede un cuadro más claro del futuro que se encuentra cubierto en una filosofía de guerra y de amenazas lo cual nos proporciona un conocimiento mas concreto de las luchas a las que estamos enfrentados personalmente. Se debe a que la vida con todos sus cambios, nos pone frente a frente a la enfermerdad, a la adversidad y a la muerte.
 
Algunas personas aseguran que el diáblo no existe, pero después que observan el mal que agovia alrededor de todo el mundo, toman nuevas formas de pensar, haciendose la pregunta: Si el diáblo no existe; ¿quién está dirigiendo estas empresas diabólicas?
 
El origen de la reveldía: La idea de un diáblo espantoso con patas de animal, uñas grandes y cuernos en su cabeza procede de la mitología pagana y no de la Biblia. De acuerdo a las Sagradas Escrituras satanás fue originalmente "Lucifer" (porta-antorcha) segun el signicado original del vocablo, el mas grandioso de los angeles, pero por el orgullo aspiró aser como el Dios altísimo.  
 
¡Cómo caistes del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fueistes por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decias en tu corazón: subiré al cielo, en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al altisimo. Mas tú derribado eres hasta el seol, a los lados  del abismo. (Is. 14:12-15)
 
"Lucero" palabra hebrea <heilel> e hijo del alba (heb. ben shajar) de aqui y por medio de los escritores eclesiásticos de la iglesia del primer siglo aplicaron esto a satanás de donde vino el apodo de "lucifer". Muchos escritores han visto en este versiculo por lo menos una ilustración del orgullo y ambición de satanás, y por  soberbia cayó de su lugar angelical.
 
Algo interesante y digno de meditar es que la Biblia aplica el epíteto de "Lucifer" (Gr. phosphóros, portador de luz), no a satanás, sino al Señor Jesucristo en su parusía o segunda venida, como lo podemos leer en (2 P. 1:19) que dice: Tenemos también la palabra profética mas segura, a la cual hacéis bien el estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclaresca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;...
(El gr. phosphóros corresponde al heb. heilel de Is. 14:12) que dice:  ¡Como caístes del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana!... Luego observamos (Isaías 60:1) en donde dice: Levantate, resplandece, porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová a nacido sobre tí. Porque he aqui tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre tí amanecerá Jehová.
 
Ahora observemos lo que dice el apostol Lucas en su capitulo 1:78-79  y leemos; Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, conque nos visitó desde lo alto LA AURORA, para dar LUZ a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte; para encaminar nuestros pies por camino de paz.
 
Me pregunto: ¿cómo ha podido un Lucero de tal magnitud caer tan bajo y ser tan despreciable, un ser de tan grande elevación de honor y poder a tal abismo de miseria y verguenza? v/ 15 Más tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.
 
Podemos llegar a una conclusión y es que, éste es el final de la reveldía de aquellos que no quieren obedecer al llamado de nuestro Dios, que el orgullo y la vanidad hace que sean apartados de la maravillosa gloria de Cristo. Dios quiera que tú y yo seamos personas prudentes y aceptemos el regalo que gratuitamente nos ofrece nuestro Padre celestial através de su hijo Jesucristo, que es la vida eterna en su reino.
 
Que Dios te bendiga, te espero en el proximo segmento.
Hno. Fredy Monterroza.