Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Oh Cristo
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

Ya no hay un dolor humano que no sea mi dolor; ya ningunos ojos

 

lloran, ya ningún alma se angustia sin que yo me angustie y llore; ya

 

mi corazón es lámpara fiel de todas las vigilias, ¡oh Cristo! En vano

 

busco en los hondos escondrijos de mí ser para encontrar algún

 

odio: nadie puede herirme ya

 

sino de piedad y amor. Todos son yo, yo soy todos,  ¡oh Cristo!

 

¡Qué importan males o bienes! Para mí todos son bienes.

 

El rosal no tiene espinas: para mí sólo da rosas. ¿Rosas de

 

Pasión? ¡Qué importa! Rosas de celeste esencia, purpúreas como

 

la sangre que vertiste por nosotros, ¡oh Cristo!

 

Amado Nervo

Bendiciones.

Hno. Fredy Monterroza.

Volver