Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Los 144.000 Sellados
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

En la sección anterior mencioné a tres doctores en teología escatológica que nos ofrecen una interpretación correcta sobre este tema que estamos estudiando. Aquí quiero mencionar a los doctores Mark Hitchcok y a Paul Yonggi Cho quienes nos ofrecen a la luz de la Palabra una correcta interpretación sobre los ciento cuarenta y cuanto mil sellados.

9. Características del ministerio de los 144.000

1.  Capacitados: En los versículos 3 y 4 de Apocalipsis 7 leemos: «¡No hagan daño ni a la tierra, ni al mar ni a los árboles, hasta que hayamos puesto un sello en la frente de los siervos de nuestro Dios!» Y oí el número de los que fueron sellados: ciento cuarenta y cuatro mil de todas las tribus de Israel. NVI

Durante el transcurso de la tribulación, el anticristo impondrá su maraca a sus seguidores en la frente o en la mano derecha como prueba que son de su propiedad (Ap. 13:16). En este mismo lapso de tiempo el Señor pondrá su sello de propiedad en los 144.000 veamos que dice Apocalipsis 14:1 “Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente.” RVR

Este sello los capacita para ese servicio tan especial en un periodo de tribulación y angustia como nunca se ha visto jamás en la historia de la humanidad. Robert Thomas nos dice en el libro de Mark Hitchcock lo siguiente:

 

“No era raro que aun soldado o aun miembro de una fraternidad se le marcara como a un devoto religioso. La maraca era una señal de consagración a la deidad. Se prefería ponerla en la frente por ser la parte más notoria del cuerpo, la más noble y por lo cual se suele identificar a la persona. Así se hacen evidente a quien pertenecen y sirven esos esclavos.”[1]

 

1.2.   La marca visible

El texto de Apocalipsis 7:3 indica que será visible, pero no sabemos en que consistirá este sello. Es importante que recordemos y como dice la Palabra de Dios que durante el periodo de la tribulación el anticristo obligará a la gente a recibir “la marca de la bestia” en la mano derecha o en la frente. (Ap. 13:14-18).

Cuando la persona reciba la marca de la bestia, habrá tomado una decisión definitiva y eterna, y lo mismo sucederá con la persona que durante el transcurso de la gran tribulación reciba al Señor Jesucristo, esta también habrá tomado una decisión para toda la eternidad.

La campaña evangelistica de los ciento cuarenta y cuatro mil se llevará acabo en medio de una época de apostasía, señales, falsos prodigios y milagros que pone en riesgo la vida de millares de personas. Tim Lahaye dice al respecto:

Esto sugiere que habrá una vigorosa campaña de parte del anticristo y de los ciento cuarenta y cuatro mil para lograr que la gente se someta a la marca de sus señores durante los primeros días de la tribulación. Luego de que el anticristo instigue una ola de persecución en contra de todos los cristianos (el quinto sello), y luego de que se nombre así mismo Dios, en medio de la tribulación, quedaran pocos en la tierra que nos se hayan comprometido en un sentido o el otro. En la enseñanza de nuestro Señor en Mateo 25:31-46 vemos que quedaran algunos. Estos individuos a los que llama <<ovejas>> habrán amparado a los judíos durante la tribulación a riesgo de sus propias vidas, ganándose de esta manera el derecho a entrar en la carne en el reino del milenio. Ellos serán los que pueblen la tierra del milenio.[2]

 

1.3. La Conversión de los 144.000.

Muchos cristianos se preguntan: ¿Cómo se convertirán al cristianismo al comienzo de la tribulación, si la iglesia ha sido removida de la tierra? ¿Quién les va a predicar el evangelio? No se sabe con seguridad que medios usará el Señor para salvar a los ciento cuarenta y cuatro mil. Es posible que sea con Biblias, libros, videos y películas cristianas que serán dejados atrás cuando el rapto de la iglesia se haya consumado. También puede ser posible que haya 144.000 experiencias como la que tuvo Saulo de Tarso que también es  Pablo camino a Damasco. En esa experiencia el Señor Jesús se le reveló personalmente para hacerle un llamado especial y hacerlo apóstol para todas las etnias y culturas. (Hechos 9:1-9).

 

2. Protección: En Apocalipsis 14:1-5 podemos apreciar nuevamente a estos ciento cuarenta y cuatro mil siervos de Dios. Nosotros conocemos lo que se dice de alguien que el Señor ha llamado al ministerio: “Al que Dios llama prepara, capacita y envía.” El Señor les da a estos siervos una protección especial por medio de su sello. Dios los sella antes que los Ángeles derramen el juicio en la tierra. (Ap. 7:1-3). Así, es que estos 144.000 están preservados, en otras palabras ellos no recibirán daño de la ira del Dios y de Satanás en el periodo de la tribulación.

“Se les ordenó que no dañaran la hierba de la tierra, ni ninguna planta ni ningún árbol, sino sólo a las personas que no llevaran en la frente el sello de Dios.” (Apocalipsis 9:4). NVI

 

2.1. La furia del anticristo

“Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.” Por favor lea apocalipsis capitulo 12 y versiculo 17. RVR

“Entonces el dragón se enfureció contra la mujer, y se fue a hacer guerra contra el resto de sus descendientes, los cuales obedecen los mandamientos de Dios y se mantienen fieles al testimonio de Jesús.” Favor leer apocalipsis capitulo 12 y versiculo 17. NVI

 

2.2. Los 144.00 triunfantes en el Monte Sión.

Apocalipsis 14:1, aquí Juan ve a los 144.000 después de la tribulación triunfantes de pie en el Monte Sión. Ellos han pasado a través de la gran tribulación, Dios los ha preservado y protegido con su sello y que aun siguen en la tierra.

 

Juan dice que están “delante del trono”, por tanto el destino de este remante es el reino en cual reinará Cristo desde el “trono de David”. Estas promesas no son celestiales, sino terrenales, y se cumplirán en el reino mesiánico del milenio. Porque el cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lagrima de los ojos de ellos.

 El Dr. Dwight Pentecost nos da una información bien acertada en su libro “Eventos del Porvenir”:

“Por cuanto el monte de Sión se toma en sentido literal, estos no tienen que ser necesariamente de Judá. Además, los del capitulo 14, no deben colocarse necesariamente en el cielo. El “nombre del Padre”, en el capitulo 14, puede ser simplemente una explicación adicional de lo que es el sello en el capitulo siete. El hecho de que el grupo del capitulo 14 se mencione sin articulo, verdad que utilizan algunos como argumento en cuanto a su diversidad, no es factor determinante, porque como dice Seiss: “La inserción del articulo es innecesaria cuando la identificación es de otra manera muy clara”. Por cuanto es necesario espiritualizar algunas cosas en los dos capítulos para poder considerar que ellos son dos grupos separados, mientras que la interpretación literal los declararía idénticos, parece mejor considerarlos como un mismo grupo”.[3]

 

3. Castos: Apocalipsis 14:4 dice que los 144.000 son castos, puros o vírgenes, que no se contaminaron con mujeres, muchos dicen que estos son espiritualmente castos. Sin embargo, el hecho que las Sagradas Escrituras digan que no se contaminaron con mujeres pareciera indicar que estos hombres son siervos célibes de Dios. La castidad o virginidad debe tomarse en este texto con respecto a la pureza espiritual, ellos no se contaminaron con los deseos carnales del mundo, tampoco se comprometieron de ninguna forma con el mal, al contrario se mantuvieron puros en una época mundial de persecución, apostasía, angustia y moralmente pecaminosa. En este grupo bien puede haber solteros como casados, pero sin contaminarse con relaciones sexuales ilícitas.

 

3.1. La analogía de Pablo

Lo que quiero decir, hermanos, es que nos queda poco tiempo. De aquí en adelante los que tienen esposa deben vivir como si no la tuvieran; los que lloran, como si no lloraran; los que se alegran, como si no se alegraran; los que compran algo, como si no lo poseyeran; los que disfrutan de las cosas de este mundo, como si no disfrutaran de ellas; porque este mundo, en su forma actual, está por desaparecer.

Yo preferiría que estuvieran libres de preocupaciones. El soltero se preocupa de las cosas del Señor y de cómo agradarlo.  Pero el casado se preocupa de las cosas de este mundo y de cómo agradar a su esposa;  sus intereses están divididos. La mujer no casada, lo mismo que la joven soltera, se preocupa de las cosas del Señor; se afana por consagrarse al Señor tanto en cuerpo como en espíritu. Pero la casada se preocupa de las cosas de este mundo y de cómo agradar a su esposo.  Les digo esto por su propio bien, no para ponerles restricciones sino para que vivan con decoro y plenamente dedicados al Señor. (1 Co. 7:29-35) NVI

 

3.2. La eficacia de la predicación de los 144.000

Algo digno de notar, es la diligencia con que presentan el Evangelio. Juan dice: “Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero”. (Ap. 7:9-10). RVR

 

Esa multitud que no se puede contar son los que han salido de la gran tribulación gracias a la diligencia y predicación de los evangelistas del Señor, los ciento cuarenta y cuatro mil judíos. Paul Yonggi Cho dice referente a la predicación:

“Debemos testimoniar diligentemente por Cristo, aunque la gente no crea ahora, puede que crean y vayan al cielo cuando sean exhortados por los 144.000 predicadores.

El tiempo es inminente, así que seamos fieles para sembrar la semilla del evangelio. No se descorazone si la gente no cree ahora. Tan solo siembre la semilla. Jesús hará que crezca y muchos serán salvos aun después que él venga por su iglesia”.[4]

 

10. Las Primicias

Los 144.000 sellados son también llamados “las primicias para Dios y para el Cordero” (Ap. 14:4), o sea, los primeros de la cosecha de la tribulación que entraran y poblaran la tierra en el reino teocrático de Cristo en la era del milenio. De manera que, estos ciento cuarenta y cuatro mil serán preservados a través de todos los juicios de la ira de Dios sobre la tierra, para que sean las primicias de esa época o periodo tan maravilloso, que llamamos “La era del milenio”.

 

El Dr. J. Dwight Pentecost cita a Steven en un pequeño resumen que dice:

“Parece tanto natural como razonable que esta compañía de 144.000, que ahora aparece mas que vencedora, y en pie, trasladada y glorificada … sea la compañía del mismo numero que se introduce en el capitulo 7, una compañía escogida de todas las tribus de Israel, sellada en sus frentes con el nombre de él y el de su Padre y como sus siervos. Fueron sellados como portadores ejemplares especiales de la fe, y fueron comisionados al comenzar el periodo del séptimo sello. Ahora bien, en el capitulo 14, parece que esta compañía se presenta otra vez con el regocijo de la recompensa y la alabanzas que les corresponderán después que su tiempo haya terminado. Es digno de atención que ni uno solo del numero haya fallado”.[5]

 

Conclusión:

Concluyo diciendo que los 144.000 sellados del capitulo 7 de Apocalipsis, y los del capitulo14, son un mismo grupo que Dios ha elegido especialmente, para una obra determinada en una época de apostasía universal.  12.000 de cada tribu de Israel que suman 12x12x1000=144.000 (Ap. 7:4-8).

Las notas al pie de pagina pertenecen a destacados doctores y maestros en teología y profecía bíblica, con la excepción de la nota al pie de pagina del Señor “Ross A Taylor” que ha interpretado equivocadamente el texto relacionado a los evangelistas que Dios usará en la tribulación después del rapto de la iglesia.  Todas las demás notas al pie de pagina aquí transcritas confirman la veracidad del texto sagrado sobre los ciento cuarenta y cuatro mil evangelistas que entregaran un mensaje tan eficaz y efectivo que, como dice el apóstol Juan: “Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero,… (Ap.7:9).RVR

 

Bendiciones.

Hno. Fredy Monterroza.

 
Volver

[1] Hitchcock Mark. Profecia Biblica. Editorial Unilit. Miami Florida. 1999                                                                            

[2] Lahaye, Tim. Apocalipsis sin velo. Miami Florida. Editorial Vida 2000                                                                                 

[3] Pentecost J. Dwight. Eventos del Porvenir. Pagina 230 Editorial Vida. Edición en español 1984                                 

[4] Yonggi Cho, Paul. El Apocalipsis. Pagina 98. Editorial Carisma. Miami Florida. 1996

[5] Pentecost J. Dwight. Eventos del Porvenir. Pagina 230 Editorial Vida. Edición en español 1984