Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Don de Dios en Navidad
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

15¡Gracias a Dios por su don inefable! (2 Corintios 9:15) RVR

 

Navidad es la única fiesta que es universal y significa nacimiento; Para los cristianos es tiempo de gran regocijo: 10Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo (Lucas 2:10).

 

Que bendición y que noticia tan grande, el motivo de gozo era el anuncio de la llegada del Salvador del mundo, como dice Juan 3:16, “Para todo aquel que cree”. Esta fue la noticia en la historia del universo; el Verbo eterno venia a este planeta tierra a reconciliar a la humanidad descarriada con Dios.

 

I.     La alabanza celestial

13Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:

14¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! (Lucas 2:13-14). RVR

 

a).    Característica: No fue un niño común, fue distinto. Jesús fue el Unigénito Hijo de Dios y el Primogénito de María.

 Jesús es el Verbo encarnado y eterno que habitó entre nosotros, fue concebido por el Espíritu Santo.

 

b).    Su motivo: El amor que le hizo pensar en nosotros. Por lo general hacemos regalos a nuestros amigos, a los que nos han hecho bien. Pero no nuestro Dios Salvador maravilloso. Porque siendo pecadores, Cristo murió por nosotros.

16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. (Juan 3:16). RVR

8Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. (Romanos 5:8) RVR

C.     Su efecto: El don de Dios trae gloria, paz y buena voluntad, como dice la hermosa alabanza de los Ángeles. Este don de Dios transforma, haciéndole una nueva criatura.

17De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. (2 Corintios 5:17).

 

d).     Los dones naturales: Otros dones pasan, terminan y mueren. Al amor de la madre la muerte le pone fin, pero no el don de Dios, porque es constante.

La gloria de César y de muchos hombres pasó. Este don de Dios, Jesús, es permanente y para siempre.

 

II.     Los Humanidad descuida este Don

 

a). Salió con gloria y esplendor del cielo, llegó de noche y no encontró posada.

7Y dio a luz a su hijo primogénito, (Jesús) y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón. (Lucas 2:7).

 

b). Pero los ángeles lo alababan en el cielo y en la tierra. Que contradicción que Herodes lo maldecía y perseguía para matarlo.

 

C). Su cuna fue un pesebre, y no un palacio para que todos tuvieran acceso a su presencia, reyes, príncipes, pastores, gente pobre y rica. Si hubiera nacido en un palacio los pobres no tendrían acceso.

 

d). Su pulpito fue un barco, las orillas del mar y las colinas o montaña.

 

La muestra más grande de su amor para toda la humanidad la vemos en el pesebre y en una cruz prestada.

 

El pesebre es el lugar mas humilde, pero allí estaba el Salvador del mundo que como dijo Juan el Bautista: “El Cordero que quita el pecado del mundo”.

 

En la Cruz miramos al Cordero no sufriendo, sino triunfante, porque que el momento de la redención estaba cerca.

 

11A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. (Juan 1:11-12).

 

Los gadarenos le pedían que se fuera de la ciudad, porque habían perdido sus puercos. (Marcos 5:17).

 

e). Este maravilloso Emmanuel, o sea Dios con nosotros anduvo haciendo bien por tres años y la gente gritó “¡Crucificadle!” “¡Crucificadle!”.

 

III.     ¿Que hacer con este regalo?

 

a). Aceptarlo, como los magos y los pastores, que no se contentaron con saberlo sino que buscaron al Mesías al niño Jesús para adorarlo y darle presentes.

 

b). Pasemos a Belén. (Lucas 2:15). Pasemos también del aviso a la experiencia.

 

El objeto del testimonio es conducirnos a la experiencia.

 

C). Los reyes, los sacerdotes y los escribas conocían las Escrituras y no fueron.

 

Conclusión:

¿Que haremos hoy? No le digas que salga de tu familia,de tu casa, o de tu ciudad como lo hieron los gadarenos. Tampoco grites que lo crucifiquen. Has como los magos y los pastores, que con tantas pruebas en contra fueron a buscarlo, adorarlo y a darle regalos.

 

Querido amigo y hermano, hoy hay muy poco lugar para Jesucristo en  las naciones y en el corazón de la gente. Muchos celebran la navidad con licor, drogas, haciendo tantas cosas que en lugar de darle gloria y alabanza a Dios lo crucifican con sus acciones.

 

No seas tu uno de ellos, se sobrio y prudente, que esta navidad sea la mas hermosa en tu vida y en la vida de tus seres queridos dándole un lugar especial a tu Salvador.

 

Feliz navidad.

Hno. Fredy Monterroza.

 

Volver