Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Bienaventuranzas de los ancianos
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

 

Bienaventurados los que comprenden mi extraño paso al caminar y mis manos torpes.

 

Bienaventurados los que saben que mis oídos tienen que esforzarse para comprender lo que escuchan.

 

Bienaventurados los que comprenden que aunque mis ojos brillan, mi mente es lenta.

 

Bienaventurados los que con una sonrisa en sus labios me estimulan a intentarlo una vez más.

 

Bienaventurados los que nunca me recuerdan que hoy hice 2 veces la misma pregunta.

 

Bienaventurados los que comprenden que me es difícil convertir en palabras mis pensamientos.

 

Bienaventurados los que me escuchan porque yo también tengo algo que decir.

 

Bienaventurados los que saben lo que siente mi corazón aunque no pueda expresarlo.

 

Bienaventurados los que me ayudan a caminar hacia la casa de Dios.

 

Bienaventurados los que me respetan y aman como soy, tan sólo como soy... ¡Y no como ellos quisieran que fuera!

 

Volver a Reflexiones