Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

Guerra Espiritual 4
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

¿Que Dijo Jesús Acerca De La Guerra Espiritual?

 

“No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal, Juan 17:15”

 

La Biblia enseña que desde su bautismo hasta su resurrección, la vida de Jesús se caracterizó por su lucha espiritual. Satanás y las fuerzas de las tinieblas resistieron permanentemente el reino de Dios que Jesús había traído a este planeta tierra. Cuando Jesús ascendió al cielo, dejó a sus discípulos con la misma fuente de poder que había usado desde el principio hasta el fin: La tercera persona de la trinidad, el Espíritu Santo.

Jesús dejó a sus discípulos para que continuaran la guerra. Ellos también experimentarían la misma oposición incesante del diablo; guerra que es asignada también a nosotros. Juan 17:1....

 

Lo Que El Espíritu Dice a Las Iglesias

 

La mayoría de los cristianos comprometidos desean oír lo que el Espíritu dice a las iglesias. Esta es una frase popular y bien conocida en Apocalipsis que se repite siete veces en las cartas a las iglesias de Asia Menor. (Ap.2 y 3).

 

La mayor parte de las palabras que vienen directamente de Jesús se encuentran en los evangelios. Pero el pasaje mas extenso fuera de los evangelios que contiene las palabras de Jesús son  precisamente los capítulos 2 y 3 de Apocalipsis. Las cartas a las siete iglesias fueron dictadas por “el primero y el ultimo” (Ap.1:17), por “uno semejante al hijo del hombre” (v.13) y por “el Alfa y la Omega” (v.11). Podemos decir con toda seguridad que estas palabras tienen la misma valides que las que encontramos en Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

           

Después de la frase “el que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”, encontramos la palabra  “Vencer” la cual denota acción.

 

Tomemos por ejemplo la epístola a la iglesia de Filadelfia; la única a la cual Jesús no tenía nada negativo que decirle. La iglesia estaba haciendo varias cosas buenas.

 

1. Había guardado las palabras de Jesús. (Ap. 3:8b)

 

2. No había negado su nombre. (Ap. 3:8c)

 

3. Había guardado su mandamiento de perseverar. (Ap. 3:10a)

            Jesús dijo a la iglesia de Filadelfia que debía:

 

1. Retener. El dijo: “Reten lo que tienes” (Ap. 3:11b)

 

2. Vencer. “Al que venciere, Yo lo haré columna en el templo de mi Dios”. (Ap. 3:12a).

 

 A diferencia de retener lo bueno del pasado, vencer  coloca el enfoque en el presente y lo proyecta hacia el futuro. Los creyentes deberían vencer ahora y seguir venciendo con el pasar del tiempo. Lamentablemente hemos hecho caso omiso a la importancia de vencer  como mandato para la guerra espiritual.

 

Las recompensas por vencer

 

q     Efeso. “Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual esta en medio del paraíso de Dios” (Ap.2:7b).

q     Esmirna. “El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte” (Ap.2:11).

q     Pergamo. “Al que venciere, daré de comer del mana escondido” (Ap.2:17).

q     Tiatira. “Al que venciere y guardare  mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones” (Ap.2:26).

q     Sardis. “El que venciere será vestido de vestiduras blancas y no borrare su nombre del libro de la vida” (Ap.3:5).

q     Filadelfia. “Al que venciere, Yo le haré columna en el templo de mi Dios” (Ap.3:12a).

q     Laodicea. “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono” (Ap.3:21).

 

            Es importante tomar en cuenta que estas exhortaciones a “vencer” fueron hechas por Jesús después de su muerte en la cruz y de su resurrección. Se entiende por lo tanto que los miembros de la iglesia en cualquier época tienen un papel crucial en cumplir los propósitos de Dios en el mundo.

 

Jesús Derrotó Al Príncipe De Este Mundo

 

Casi todos los cristianos se han consolado con las palabras de Jesús: “Yo he vencido

“Nikao” al mundo” (Juan 16:33). Cuando Jesús vino a la tierra invadió el reino de Satanás, a quien llamó el príncipe de este mundo (Juan 12:31; 14:30; 16:11). Jesús emergió claramente como ganador. La cruz de Cristo selló para siempre el destino del diablo y los ejércitos del infierno.

           

Sin embargo esto no se debe interpretar como si la guerra hubiera terminado. Si esto fuera así, Jesús no nos exhortara a vencer. Por el contrario, si hoy queremos vivir como cristianos activos y agresivos, nos encontraremos en constante guerra. Muchos anos después de que Jesús muriera en la cruz, Pablo se refirió a Satanás como “el dios de este siglo” (2 Co.4:4), un apelativo muy fuerte que debería mantener a los creyentes de cualquier época lejos de una falsa complacencia.

 

Lucas 11:21-22: Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee. Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas las armas en que confiaba, y reparte el botín.

Aquí habla de vencer al “hombre fuerte”. Este es el texto clave para entender el concepto de que Jesús nos ordena declarar la guerra espiritual en una forma estratégica.

 

Lucas 11:14-28: Belzebú es bien conocido como uno de los príncipes de alto rango en el mundo invisible de las tinieblas, es tan poderoso que algunos lo confunden con el mismo Satanás. Belzebú es conocido como el príncipe de los demonios (Lucas 11:15), pero gobierna a los demonios bajo el alto mando de Satanás.  Esto sería como caracterizar a un general del ejército como “el príncipe de los soldados”,  entendiendo que también hay un comandante en jefe a quien se sujeta el general.

 

Derrotar Demonios Por El Dedo De Dios

 

Lucas 11:20-22: Jesús respondió a los fariseos; Yo no hecho fuera los demonios por Belcebú, sino por el dedo de Dios.

¿Quien es el dedo de Dios? Veamos el pasaje paralelo de Mateo 12:28 Aquí dice claramente que es por el Espíritu de Dios que hecha fuera los demonios. El dedo de Dios es por tanto sinónimo del Espíritu Santo.

 

El Poder Del Hombre Fuerte

           

Jesús dijo: cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz esta lo que posee (Lucas 11:21).

 

Notemos algunos puntos importantes en relación con esta declaración.

 

1.      El hombre fuerte es una referencia a Belzebú, un príncipe tenebroso de alto rango. Sin embargo, la conclusión es que puede ser un principado que sirve bajo el gobierno de Satanás.  Un espíritu territorial.

 

2.      Este principado tiene posesiones. Cuales son las posesiones para un espíritu territorial? Obviamente, gente y en especial almas no salvas.  El deseo primordial de cualquier gobierno de demonios es mantener por todos los medios a la gente en cautiverio espiritual........

           

Cuando la Biblia dice: “En los cuales el príncipe de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio” (2 Co. 4:4  debemos entender que Satanás no puede cegar el entendimiento de millones de personas, sino que delega ese poder de maldad a varios de sus miembros de su jerarquía.  El deber primordial de cada hombre fuerte demoníaco es mantener en tinieblas espirituales a tantas personas como le sea posible, para que finalmente vayan al infierno.

 

3.      El principado tiene cierto tipo de armamento.  Si nada le ocurre a este armamento y el permanece “totalmente armado”, entonces esta libre en su hogar porque “en paz esta lo que posee”. Las personas bajo su control no serán salvas, entonces Satanás se alegrará y habrá ganado una victoria eterna sobre esas personas.

 

Esto es algo aterrador. Me siento triste al pensar en la gente de mi ciudad, de mi nación y de grupos no alcanzados que han estado en tinieblas por generaciones. Los espíritus territoriales (hombres fuertes) han tenido éxito a través de la historia, mandando enormes multitudes al infierno.  En nuestra generación actual tienen dominio sobre tres millones de hombres, mujeres y niños.  No deberían escapar de las garras de Satanás. El plan de Dios es que todos sean salvos; pero los espíritus son capaces de mantener gente en cautiverio porque su armamento hasta hoy  ha permanecido intacto, por lo menos de acuerdo con lo que Jesús dice en este pasaje.

 

¿Quien Es Más Fuerte Que El Hombre Fuerte?

           

Que se podrá hacer con esta horrenda situación? Jesús sigue diciendo, pero si lo ataca otro mas fuerte que el y lo vence, le quita las armas en que confiaba y reparte el botín (Lucas 11:22) NVI

 

·        La palabra “vencer” es Nikao en griego. Este verbo aparece como mandato siete veces en el libro de Apocalipsis, acompañado cada vez de una muy hermosa promesa. Quienes amamos a Jesús y queremos obedecerle deseamos ser entre otras personas vencedores.

 

·        ¿Quien vencerá al hombre fuerte? Alguien “mas fuerte que él” ¿Quien es mas fuerte que un principado demoníaco de alto rango? Con certeza ningún ser humano.  Alguien podría decir que “Jesús es el mas fuerte”. Esto no es preciso. Jesús ciertamente es mas fuerte, pero en esta enseñaza no se refería a si mismo. Se refería al “dedo de Dios”: Jesús echó fuera demonios no como la segunda persona de la trinidad, sino a través del poder del Espíritu Santo en él. Solo el Espíritu Santo puede vencer a los espíritus territoriales, destruir su armadura y liberar a los cautivos bajo su control tenebroso.

 

¿Donde esta hoy el Espíritu Santo? Está en nosotros, los que hemos nacido de nuevo y hemos pedido a Dios que nos llene de su Santo Espíritu. Las ultimas palabras de Jesús a sus discípulos fueron: “Pero recibiréis poder cuando haya venido sobre Vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos” (Hechos 1:8) Aquí vemos poder espiritual directamente para salvar esas  almas cautivas por el enemigo.

           

La palabra nikao o “vencer” se usa en Lucas 11. Pero otra se usa en el pasaje paralelo en Mateo 12:22-29: el verbo griego  deo, “atar”.  Jesús dijo: ¿Porque como puede entrar alguno en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata?  v.29  En círculos cristianos la frase “atar al hombre fuerte” es mucho mas común que “vencer al hombre fuerte”, pero significan lo mismo.

 

Atar y Desatar

 

Todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en lo cielos.

 

·        El Mesías ha venido (vv13-17). En Cesarea de Filipos, Jesús preguntó a sus discípulos: ¿quien dicen la gente que es el hijo del hombre?....... ¿y vosotros quien decís que soy Yo?.... Esta fue la primera vez, después de un año y medio con Jesús, que los discípulos reconocieron con seguridad que Jesús era el Mesías prometido.

 

·        La iglesia ha venido (v.18). Solo después de que ellos sabían con seguridad de quien era Jesús en realidad, El les reveló la razón por la cual había venido a la tierra, y menciona por primera vez a la iglesia: Sobre ésta roca edificaré mi iglesia.  Era la iglesia lo que Jesús deseaba dejar en la tierra y la amó tanto que la llamó su novia.  Al mismo tiempo reconoció que la multiplicación de la misma no sería sin oposición, lo cual implicaría guerra espiritual de principio a fin. En la misma frase que Jesús dijo que edificaría su iglesia agregó: “y las puertas del hades no prevalecerán contra ella.  Satanás se levantaría y desataría todos los demonios del infierno en un intento de evitar la evangelización del mundo y el crecimiento de la iglesia.

 

3. El reino ha llegado (v.19).  Esto no fue una nueva revelación para los discípulos porque Jesús había predicado el reino desde el primer día y también ellos lo habían hecho. Por primera vez Jesús conecta el reino con la iglesia, y directamente con la guerra espiritual envuelta en el crecimiento de ella. Las puertas del infierno opondrían resistencia constante a la expansión del evangelio pero no podrían prevalecer.  ¿Como se podrían abrir las puertas del enemigo?

           

Jesús dijo a sus discípulos: a ti te daré las llaves del reino de los cielos (v.19). Significa que los discípulos serían los agentes primordiales que moverían el reino de Dios a través de estas formidables puertas del enemigo.  ¿Cuales son entonces las llaves que tendrían el poder de abrir y penetrar las puertas del infierno? Tendrían que atar y desatar. “Todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos” (v.19).  Atar y desatar se relaciona directamente con el avance del reino de Dios a través del alcance de los discípulos de Jesús, sean los del primer siglo o del siglo 21.

           

Mateo 18:15-22

 

En Mateo 18:18 encontramos las mismas palabras de “atar y desatar” pero ya no como contexto del que ya hemos visto el cual está relacionado con la evangelización del mundo, sino en el de la disciplina de la iglesia.  Jesús delegó en los lideres de la iglesia la facultad de juzgar y disciplinar a cristianos que han pecado y rehúsan arrepentirse (v.18).  Hemos visto un ejemplo de atar y desatar conectado con la evangelización y la otra con el crecimiento de los cristianos. La intención aparente es que el uso de tal poder se ampliara a través del crecimiento ministerial de la iglesia.

 

Todo lo que Jesús hizo a través de los ministerios de poder fue mediante el Espíritu Santo. Además hizo saber muy claramente a sus discípulos que si hacían lo mismo tendrían éxito en sus ministerios.

Jesús aseguró a sus discípulos que el mismo poder que él usó mientras estuvo en la tierra estaría totalmente disponible para ellos. Y dependería de ellos salir y hacer el trabajo de la evangelización  y conquistar el terreno del enemigo.

 

Recordemos que atar al hombre fuerte nunca ha salvado un alma. Las almas perdidas solo se salvan mediante la predicación del evangelio de la cruz de Cristo y su resurrección, seguida de arrepentimiento y lealtad a Cristo como Salvador y Señor.

 

Entonces conquistaremos el mundo para él; usando todos los recursos divinos provistos por Dios para arrebatar las puertas del enemigo libertando a todos los que están cautivos bajo su poder maligno.

 

Te invito amado hermano a tomar las armas espirituales que se nos han otorgado para luchar en contra de los principados y potestades de maldad.

 

Con Cristo y el poder del Espíritu Santo podemos triunfar, oro para que seas guiado por sendas de justicia en favor de los necesitados.

 

Bendiciones.

Hno. Fredy Monterroza.

volver a estudios