Make your own free website on Tripod.com

mired1.gif

El Pastor y La Predicación-2
Inicio
Declaración de fe
Estudios
Estudios Powerpoint
Biblioteca
Escatología
Reflexiones
Origen y Desarrollo de la Biblia
Máximas y Refranes
De Buen Humor
La Biblia al Minuto
Facebook
La Biblia en Internet
Contáctenos

A. LA RESPONSABILIDAD DEL PASTOR HACIA LOS PERDIDOS.

 

Creo que todo pastor responsable por su llamado y el amor por Jesús le impulsara a buscar al perdido. Será compelido a hacerlo por respeto a Dios y por el precio que Jesús pago por su salvación.  ¿Que clase de amor tenemos a Dios si no nos hace sentir hambre por buscar la salvación de esos que Jesús anhela constantemente? Aun el amor por la humanidad debiera llevarnos a buscar al perdido. Cuando sabemos que se trata de salvación o infierno, el mero respeto por la raza humana debiera conmovernos para hacer todo lo que podamos para llevar gente a Cristo pues El es la única esperanza del cielo. No hay alternativa. El amor ágape nos lleva a hacer lo que sea necesario para encontrarlos, persuadirlos, ganarlos, pues el Espíritu nos guía a dar los pasos requeridos para preparar el camino de salvación del prójimo.

 

Dios ha ordenado que el Espíritu Santo obre por medio de nosotros. Puedes estorbar la obra del Espíritu. Puedes ser el eslabón perdido del plan de de redención de Dios.  Oh, la tragedia de las iglesias que no ganan almas!  La cuenta que sus pastores tendrán que rendir a Cristo en el juicio!  Cuanto tiempo ha pasado que no hemos ganado una persona nueva para Cristo?  Que tragedia cuando los ministros nunca han aprendido el gozo de ganar almas constantemente! 

 

¿Creemos en lo que predicamos? George Whitefield dijo: “Estoy convencido de que la generalidad de los predicadores hablan de un Cristo que no conocen ni sienten. Muchas congregaciones están muertas porque muertos son los que les predican.e 

 

Un notorio asesino británico fue sentenciado a morir y en la mañana de su ejecución, se vio al capellán de la prisión que iba caminando junto a él, rumbo al cadalso, leyéndole en forma  rutinaria algunos versículos de la Biblia. El prisionero estaba impactado que el capellán fuera tan formal, inconmovible y nada compasivo a la sombra del patíbulo y le dijo: “señor, si yo creyera lo que usted y la iglesia dicen creer, aunque Inglaterra estuviera cubierta de vidrios rotos de costa a costa, de playa a playa, yo caminaría por encima, si fuera necesario me arrastraría sobre manos y rodillas, pensando que vale la pena tan solo por salvar un alma del infierno eterno”.f

 

Moisés se puso en la brecha entre Dios y el pecador Israel una y otra vez, cuando se postraba ante Dios. La Biblia dice repetidamente que el le pedía a Dios que los perdonara y no los destruyera Éxodo 32:11, 31-32; Números 11:2; 12:13; 14:5-20; 16:4, 22, 45; 20:6; 21:7.  Va a preguntarte Moisés en el cielo, por que no intercediste más por tu gente y buscaste con más fidelidad y asiduidad rescatar a los pecadores que iban derecho al infierno?

 

Cuando Josafat era rey de Jerusalén, se abrumo tanto por el pecado de su pueblo que envió a sus oficiales a buscar la parte del antiguo testamento que, entonces, estaba disponible, y que fueran por cada pueblo y ciudad de la nación a enseñarle a la gente la voluntad y la palabra de Dios.    Evidentemente el mismo rey Josafat fue de ciudad en ciudad para enseñar y evangelizar  2 Crónicas 17:9  Y enseñaron en Juda, teniendo consigo el libro de la ley de Jehová, y recorrieron todas las ciudades de Juda enseñando al pueblo.

Cuando fue al pueblo, por segunda vez, de punta a punta del país, para que la gente se volviera a Dios.  Exhorto a sus oficiales a considerar cuidadosamente lo que estaban haciendo pues eran los representantes de Dios. Les dijo: Les amonestareis que no pequen contra Jehová, para que no venga ira sobre vosotros y sobre vuestros hermanos. 2 Crónicas 19:10

 

Si Josafat siendo rey, sentía que pecaba si no iba en pos del perdido,  ¿que te diría a ti, y a mí? Somos siervos de Cristo, tenemos el claro mensaje del Evangelio, estamos puestos aparte para alcanzar a los perdidos,  ¿como justificar que hacemos tan poco por buscar al perdido que nos rodea? ¡Pastor! Que dirán los santos de Dios en el cielo al preguntarte por que no hiciste más por tratar de salvar a sus hijos e hijas, a sus seres amados, a sus amigos?  ¿Que excusa vamos a darles por no haber procurado en forma continua, hasta desesperada, impedir que sus seres amados se fueran al infierno? 

 

Si el rico del Hades rogó a Abraham que enviara a Lázaro a advertir a sus cinco hermanos para que no fueran al fuego del hades. Lucas 16:27-28  Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento.

 

El pastor debe reconocer su deber ante los perdidos y buscarlos, es el deber del pastor instruir a su congregación (a cada creyente) para que ganen esas almas para Cristo que se están perdiendo; Josafat instruyo a sus oficiales para llevar el mensaje al pueblo; de la misma manera el pastor tiene que sentir esa carga que esta pecando sino busca a cada persona que va camino al infierno. Como pastores debemos reconocer cuan esencial es que busquemos al perdido tanto para Dios como la raza. Reconocer cuan crucial es que el perdido sea alcanzado lo más rápido posible puesto que la ultima oportunidad para ser salvo de cada uno, puede llegar en cualquier momento.

 

Reconozcamos que el Espíritu Santo es el gran buscador. El solo conoce la plena necesidad, las circunstancias, las actitudes y pensamientos interiores de cada persona. Todos lo necesitamos para coordinar y ayudar en el plan evangelistico. No podemos realizar ninguna evangelización masiva, si no es por la compañía y el poder del Espíritu Santo. El Espíritu Santo quiere usarnos para evangelizar nuestras áreas, ciudades, y las naciones, pero debemos reconocer que dependemos enteramente de El y de su amor.

 

Pidamos al Espíritu Santo que nos de ojos para ver cuando esta listo el corazón de cada persona, cuando enfrenta una crisis donde podamos ayudar, también que nos guíe para que estemos a la hora correcta, en el lugar adecuado, para hablar, bendecir y amar  a la persona indicada, solamente el Espíritu Santo sabe cual persona te asigna para que le ayudes en cualquier momento. También pidamos al Espíritu Santo que nos de ese toque de unción. Nadie sabe bastante para tener el toque correcto en cada ocasión pues ese es el papel de Espíritu Santo. También pedirle al Espíritu que nos de las palabras correctas para la necesidad del ser humano.

 
Bendiciones.
Hno. Fredy Monterroza                                                               

Volver